Regresar

Tres consejos sobre la amistad

Play/Pause Stop
"Nunca abandones a tus amigos ni a los amigos de tu padre. Nunca vayas con tus problemas a la casa de tu hermano. Más vale vecino cercano que hermano lejano" (Proverbios 27:10, DHH).

Hay mucho que se puede decir sobre la amistad. Pero en el versículo de hoy, Salomón nos recuerda tres grandes verdades para cultivar buenas amistades:

1. No abandones a tus amigos ni a los amigos de tu padre. La vida da muchas vueltas. Todos pasamos por momentos difíciles que requieren la mano consoladora de un buen amigo. Cuando las tragedias de la vida golpean a tus amigos, ¿dónde estás tú? ¿O acaso los abandonas cuando la vida comienza a sonreírte y crees que ya no te resultan indispensables? Conservar las amistades es una importante señal de madurez. Además, el versículo hace referencia a consolidar las amistades que tus padres cultivaron y que te conocen desde que eres niño. Ellos representan una parte importante de tu vida. No dejes de visitarlos, llamarlos por teléfono o enviarles un mensaje por correo electrónico. Los buenos amigos nunca estorban.

2. Nunca vayas con tus problemas a la casa de tu hermano. Todos tenemos problemas y circunstancias adversas. Y para eso están los amigos, ya se trate de dificultades económicas, crisis amorosas o aprietos en la escuela. Pero hay que aprender a ser cuidadosos y no recurrir a ellos solo en caso de las supuestas tragedias de nuestras vidas. ¿Quién quiere ser amigo de una persona que se pasa el tiempo rumiando sus problemas y no se le cae la queja de la lengua? Asumir el papel de víctimas no favorece la consolidación de amistades verdaderas. Despertar la lástima de tus amigos terminará por cansarlos y alejarlos de ti.

3. Más vale vecino cercano que hermano lejano. Es muy importante tener amigos. Cuando Dios creó al ser humano, dijo: "No está bien que el hombre esté solo" (Génesis 2:18). Los amigos son un verdadero bálsamo cuando vives a miles de kilómetros de tus familiares. El punto es que todos necesitamos personas que estén cerca de nosotros para compartir con ellos nuestras vidas. De ahí la importancia de no alejarse de los demás y tratar de cultivar amistades en el sitio donde vives. Por lo tanto, esta ha de ser una prioridad en la vida.

Una de las grandes tragedias de este tiempo es la ausencia de buenos amigos en la vida de millones de personas. No obstante, estas tres recomendaciones de Salomón te ayudarán a encontrar, consolidar y mejorar tus amistades.

Pide hoy al Señor su poder para implementar estos consejos en tu vida.

Matutina para Android