Regresar

La sabiduría de los más pequeños

Play/Pause Stop
"Hay cuatro cosas muy pequeñas en la tierra, pero que son más sabias que los sabios: las hormigas, ejército nada fuerte, pero que en el verano almacena su comida; los damanes, ejército sin recursos, pero que ponen su casa en la roca; las langostas, que no tienen rey, pero que avanzan en perfecta formación; y la araña, que se puede atrapar con la mano, pero que se halla en el palacio del rey" (Proverbios 30:24-28).

Salomón fue un gran estudioso de la naturaleza. Se sentía fascinado por la conducta de los animales y aprendió grandes lecciones de ellos. En el versículo de hoy nos recuerda lo mucho que hay que aprender de cuatro pequeños animales:

1. Las hormigas. Salomón dice que son animales admirables porque saben prevenir los tiempos más difíciles. Almacenan la comida en verano para contar con alimentos durante el invierno. No esperan a que las pillen las prisas y las dificultades, más bien se anticipan a ellas. ¡Cuán importante es saber adelantarse a los problemas! Hay circunstancias en la vida de un estudiante que son inevitables -como los exámenes-, por lo tanto, hay que prevenir tales situaciones estudiando como corresponde. ¿Para qué esperar a que las cosas se compliquen?

2. Los damanes. Son animales sin aparente grandeza, pero construyen sus casas en los lugares más seguros. En la vida no es tan importante el nombre ni la facultad intelectual, sino la capacidad de tomar decisiones sabias. En Eclesiastés 9:11, Salomón dice "que no son los más veloces los que ganan la carrera, ni son los más fuertes los que ganan la guerra; también vi que los sabios no tienen qué comer, que quien es inteligente no es necesariamente rico, y que quien tiene conocimientos no siempre es favorecido".

3. Las langostas. Tienen una enorme facultad para gobernarse solas y trabajar en equipo, a pesar de no tener un líder. Eso se llama disciplina. "El objeto de la disciplina es educar al niño para que se gobierne solo" [Conducción del niño, p. 207). ¡Adquiere disciplina! Es una virtud importantísima para triunfar en la vida.

4. Las arañas. Son animales muy frágiles, hasta un niño puede atraparlas con la mano, pero tienen la facultad de invadir los palacios de los reyes. Salomón nos recuerda que no hemos de concentrarnos en las aparentes desventajas con las que hemos venido a este mundo. Todos tenemos ventajas y oportunidades que, si sabemos explotarlas, pueden darnos grandes satisfacciones en nuestro paso fugaz por este mundo.

Este día pide al Señor que te ayude a poner en práctica las grandes lecciones de estos animalitos.

Matutina para Android