Regresar

Jaime Cook

Play/Pause Stop
Querido amigo, espero que te encuentres bien, y que estés tan saludable en cuerpo así como eres fuerte en espíritu. 3 Juan 2.

El capitán Jaime Cook abrió la pequeña caja negra que contenía las instrucciones del Ministerio de la Marina Británica.

-¡Vaya! Creo que es un pedido bastante grande -comentó, luego de haber leído el mensaje.

- Debes llevar contigo a tres astrónomos de la Sociedad Real a Tahití para que observen el paso de Venus entre el planeta Tierra y el Sol, suceso que tendrá lugar el 3 de junio de 1769. Mientras estés allá, entabla amistad con los nativos y traza mapas de las islas. Haz una descripción detallada de todo lo que observes.

-Esta es la parte más fácil de las instrucciones -comentó Cook, quien había explorado el río San Lorenzo y cartografiado Terranova.

-Cuando los científicos acaben su tarea en Tahití, abre el paquete sellado que se encuentra dentro de la caja negra. Son las nuevas instrucciones. Durante el tiempo que permanezcas fuera, deberás velar por la salud y el bienestar de tu tripulación y mantener el barco en óptimas condiciones.

"Eso va a ser lo realmente difícil”, pensaba Cook con un movimiento de cabeza. Además de once pasajeros, se le habían dado 83 tripulantes, dos veces más de lo requerido para hacer a la mar un barco del tamaño del Endeavour. Era de esperarse que más de la mitad de la tripulación muriera de escorbuto u otros males en el viaje.

-¡Habrá reglamentos estrictos concernientes a la salud en este barco! -anunció el capitán Cook a su cuerpo de tripulantes-. La nave debe mantenerse impecable en todo momento y bien ventilada. Todos deben beber suficiente agua. Deben comer frutas o vegetales frescos todos los días. Suministraremos raciones diarias de jugo de limón, para evitar el escorbuto. Además, tenemos una cabra a bordo para dotarnos de leche fresca todos los días.

Como resultado de su obediencia a los reglamentos de salud, 56 de los 95 hombres regresaron sanos y a salvo a casa. La expedición, que duró tres años, los llevó alrededor del mundo: exploraron Tahití, Nueva Zelanda y Australia. ¡Qué contraste con el viaje de Magallanes! Emprendió la travesía con cinco naves y 277 hombres. Solo un barco con 18 tripulantes regresó a España. La proporción de sobrevivientes era del 6 %. En el viaje de Cook, 60 de cada cien sobrevivieron; una diferencia diez veces mayor que el anterior.

Dios quiere que todos seamos felices y saludables. Por eso nos dio un mensaje pro salud. Si hacemos caso omiso a sus indicaciones, sufriremos. ¿Recuerdas algunos de los muchos consejos sobre la salud?

Matutina para Android