Regresar

Guillermo el Taciturno

Play/Pause Stop
¡Escuchen! El brazo del Señor no es demasiado débil para no salvarlos, ni su oído demasiado sordo para no oír su clamor. Isaías 59:1.

Yo sé que la fe protestante no puede ser extinguida por ningún ser humano -decía Guillermo, príncipe de Orange, a su madre, Juliana, mientras se encontraba en Dillemburgo, Alemania, huyendo de la persecución española en los Países Bajos.

-Reclutaré un ejército para combatir a los españoles -continuó-, Y venderé mis joyas para financiarlo.

-Adolfo, Enrique y yo ¡remos contigo -le prometió su hermano Luis.

Sin embargo, al emprender la campaña, muchos de los soldados lo abandonaron y Adolfo murió en batalla. Guillermo, con el pequeño grupo de soldados que le quedaba, se retiró a las reglones del norte de Holanda, donde podrían esconderse entre los canales y las islas.

-¿Por qué no haces una alianza con otro reino? -le preguntó uno de sus soldados.

-MI único aliado es Dios -le respondió Guillermo- Creo firmemente que todos los que confían en él serán salvados por su mano todopoderosa.

Sin embargo, a pesar de su firme confianza en Dios, todo parecía empeorar. Los dos hermanos que le habían quedado murieron en batalla, y ahora los españoles sitiaban Leyden. Guillermo no podía librar la ciudad; ya no tenía suficientes soldados y estaba en cama con una fiebre terrible.

Después de dos meses de sitio, la gente empezó a morir de hambre. Entonces, Guillermo ideó un plan. Con la ayuda de algunos pescadores, rompió los diques, haciendo que el océano inundara los campos. Los españoles huyeron angustiados, y permitieron así que Guillermo y sus pescadores rescataran el pueblo de Leyden, que moría de hambre. Pero Guillermo pudo dar libertad únicamente a los Países Bajos.

Es sorprendente lo que uno puede hacer si pone su confianza en el Señor. No hay límite para lo que Dios puede hacer por medio de ti, si tú se lo permites. Puede hacer cosas poderosas por ti, así como las hizo hace trescientos años para Guillermo el Taciturno. ¿Cuáles son tus necesidades? ¿Por qué no le das una oportunidad a Dios?

Marzo 22

Matutina para Android