Regresar

CONOCIMIENTO CON AMOR

Play/Pause Stop
“En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos el debido conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica" (1 Corintios 8:1).

Antes de entrar en el tema del alimento sacrificado a los ídolos, el apóstol Pablo establece un principio esencial: el saber llena a la persona de orgullo, pero el amor nos hace progresar en la fe. De este modo, Pablo condena el orgullo por el conocimiento intelectual, que lleva al desprecio y a la negligencia por los menos instruidos. La persona orgullosa por su conocimiento, al punto de despreciar a los demás e ignorar sus necesidades, demuestra que aún no ha aprendido el principio del verdadero conocimiento. El que es verdaderamente instruido es humilde, modesto y se preocupa por los demás. No es orgulloso y no es indiferente a la felicidad de los demás.

Al decir esto, Pablo está afirmando que el tema del alimento sacrificado a los ídolos no se resolvería por el mero conocimiento, sino por el amor al prójimo. Sucede que el verdadero cristiano sabe que el ídolo no es nada; no tiene ningún poder. Pero algunos encuentran difícil entender y vivir eso; para algunos, es difícil abandonar de inmediato las supersticiones y las costumbres antiguas. Por eso, es necesario tener amor, paciencia y bondad con esas personas.

En este sentido, hay que cuidar para que la conducta de algunos, que juzgan comprender el asunto, no lleve a otros (con menos entendimiento) a una conducta equivocada. Este es un principio general del comportamiento cristiano, una regla áurea incluso en casos de poca importancia.

Recuerda: el hermano débil es aquel a quien más se debe tratar con paciencia y tolerancia. Cristo murió por los fuertes y los débiles; por eso, no se debe hacer nada que haga infructuoso el sacrificio de Cristo por una persona.

Hay una idea engañosa: toda persona tiene el derecho de hacer lo que desee sin considerar el efecto de ello sobre otros. No podemos pensar así. Aquel que tiene el amor de Jesús en el corazón no desea usar su libertad de forma que sus hermanos se desvíen. Por el contrario, se siente feliz de abstenerse de privilegios y placeres, si con eso puede evitar que alguien se desanime. Esto significa usar el conocimiento con amor.

Usar el conocimiento con amor solo es posible en la medida que estemos ligados con el Alto y Sublime. “Entre más porción del cielo haya en nuestra vida, menos porción de la Tierra ambicionaremos” (Charles Spurgeon).

Que así sea. Amén.

Matutina para Android