Regresar

LA ÚNICA MARAVILLA

Play/Pause Stop
“Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo ha sido crucificado para mí y yo para el mundo” (Gálatas 6:14).

Elegidas en 2007 en una encuesta por Internet, estas son las siete nuevas maravillas del mundo de hoy:

1-El Taj Mahal (India): Joya del arte musulmán y una de las obras maestras de patrimonio mundial. Más de 20.000 obreros trabajaron para construir este mausoleo de mármol blanco, que alberga la tumba de la esposa del entonces emperador. Atrae a 8 millones de visitantes al año.

2-La Gran Muralla China: Es una antigua fortificación construida y reconstruida con la intención de proteger la frontera norte de ese inmenso país. Es el muro más largo del mundo, ya que cuenta con 21.200 kilómetros de largo; aunque hoy solo se conserva un tercio. En promedio, mide entre 6 y 7 metros de alto, y 4 a 5 metros de ancho.

3-Chichen Itza (México): Es una de las ruinas mejor conservadas de la historia maya.

4-Machu Picchu (Perú): Sus peculiares características arquitectónicas y paisajísticas, y el velo de misterio, lo han convertido en uno de los destinos turísticos más populares del planeta. El monumento se encuentra sobre el Valle Sagrado del Perú.

5-Cristo Redentor (Brasil): Uno de los íconos más representativos de América del Sur. La estatua de Jesús localizada en la cima del Cerro del Corcovado tiene una altura de 38 metros y, con los brazos abiertos, puede ser vista desde casi todos los rincones de la ciudad.

6-La ciudad de Petra (Jordania). Es la atracción turística más visitada del país, y reúne una colección de cuevas excavadas en la roca, templos y tumbas.

7-El Coliseo (Roma): El anfiteatro más grande que se haya construido, ícono de la Roma Imperial, fue sede de concursos de gladiadores, y podía albergar hasta 80.000 espectadores.

Sin embargo, una verdadera maravilla empalidece a todas estas juntas. El sacrificio de Cristo constituye, para el apóstol, el centro de su vida y del evangelio. Los opositores de Pablo se gloriaban de la circuncisión. El mundo puso a Jesús en la tortura y la muerte más humillante; pero la Cruz se transformó en el símbolo más maravilloso de la historia.

Una maravilla única, y la mayor de todas, es que Cristo ocupe mi lugar, y el tuyo, para que nosotros podamos tener acceso a su Trono y a una vida definitiva, eterna. Elena de White habla de la maravilla de la Cruz y nos dice lo siguiente: “Miremos por fe la Cruz, y vivamos. Este será nuestro estudio y nuestra canción por toda la eternidad” (Cada día con Dios, p. 174).

Matutina para Android