Regresar

3a parte - Den gracias a Dios en toda situación

Play/Pause Stop
«Y todo lo que hagan o digan, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él». (Colosenses 3:17).

LOS EXPERTOS ASEGURAN que la gratitud es un sentimiento que puede traer mayor bienestar y sentido de plenitud al ser humano. Afirman que la gratitud puede eliminar la negatividad y el desgano aun frente a las circunstancias más adversas. Un hecho tan simple como decir «gracias» no es tan fácil como pudiéramos creer; hay quienes no perciben en su entorno nada por lo cual agradecer. Consideran que la vida los ha puesto del lado de los perdedores; no ven que ellos se han pasado al lado de la ingratitud.

El pedido del Eterno es: «Den gracias a Dios por todo» (1 Tesa. 5: 18). ¿Es posible hacerlo cuando llega la muerte, la enfermedad, la ruina financiera o el fracaso de una relación? ¿O será más bien este un pedido de un Dios que está sentado en las alturas de los cielos, ajeno a las necesidades de sus criaturas?

Algunos libros de autoayuda intentan demostrar que al ser agradecidos generamos una energía positiva que atrae a personas y circunstancias que nos llenan de bienestar. Yo no creo que la gratitud sea una energía que nosotras podemos generar, sino un don de Dios que debemos pedir en oración con el compromiso de transformarlo en hábito.

Enfocar la mente en el Dios dador de la vida es el principio de la gratitud. Hoy hubo amanecer, y con él la vida inició su jornada; lo saben las aves y lo proclaman con sus cantos al aire. ¿Ya lo hiciste tú? Al atardecer, cuando la naturaleza se despida del día con el canto de los grillos, ¿irás a disfrutar del descanso sin imitar su ejemplo?

Las quejas, los resentimientos y las críticas nos llevan a dar la espalda a Dios; comencemos a hacer de la gratitud una manera de vivir. Los siguientes ejercicios diarios podrán ayudarte a lograrlo:

• Arrodíllate y dile a Dios «gracias»; experimentarás una sensación de

bienestar.

• Escribe al menos tres cosas, situaciones o personas por las cuales das gracias.

• Agradece a Dios por algo que siempre has tenido, pero por lo cual no has agradecido.

• Agradece por lo que tienes y por lo que tendrás.

• Agradece por lo que no tienes y no necesitas.

• Agradece por las personas que se fueron de tu vida, por las que están ahí y por las que llegarán. Decide ser agradecida.

Matutina para Android