Regresar

Ser adolescente

Play/Pause Stop
«Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia. Anda según los caminos de tu corazón y la vista de tus ojos, pero recuerda que sobre todas estas cosas te juzgará Dios». (Eclesiastés 11:9, RV95).

LA ADOLESCENCIA está llena de emociones y descubrimientos; es el tiempo de dejar la infancia y de comenzar a tomar algunas decisiones con responsabilidad. En este proceso descubres una nueva imagen de ti misma cuando estás frente al espejo. Y no solo eso, sino que también experimentas nuevas emociones, nuevas formas de sentir y de vivir. Sin lugar a dudas, es una etapa que recordarás el resto de tu vida y que determinará en gran medida tu futuro. Por eso es importante que seas cautelosa y prudente.

Sí, sé cautelosa y prudente en lo que hagas, pienses y sientas durante tu adolescencia. Por supuesto, en todo esto no estás sola; cuando tengas dudas, acude a tus padres y a personas que te muestren con su vida lo que es bueno. La mayoría de las chicas adolescentes se quieren «comer» la vida antes de tiempo, y son arrastradas por su grupo de iguales a vivir experiencias para las cuales no están preparadas. Los noviazgos prematuros, la búsqueda obstinada de independencia y el deseo de experimentar nuevas emociones te pueden llevar al borde del precipicio y, en el peor de los casos, a la muerte.

Revisa algunos consejos que te ayudarán a ser asertiva en esta etapa:

• No siempre lo que dice la mayoría es lo mejor.

• No te dejes llevar por formas de vida que no estén de acuerdo con los valores que has aprendido en tu hogar.

• Las personas adultas no son anticuadas; solo tienen experiencia. Escucha sus consejos.

• Rodéate de amigos y amigas que piensen y vivan de acuerdo a los principios y valores del evangelio.

• Sé cuidadosa en el manejo de las redes sociales.

• No te quejes por todo; la vida requiere esfuerzo y mucho trabajo.

• No eches la culpa a tus padres por tu mala conducta.

• Fumar, consumir alcohol y drogas no te hacen adulta; te hacen «adicta».

No olvides el consejo del sabio: «El que haga un hoyo caerá en él» (Ecle. 10:8, RV95). Mi querida niña, construye tu vida con sabiduría; ahora es el momento.

Matutina para Android