Regresar

¿De qué estaba hecho Adán?

Play/Pause Stop
“Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”. Génesis 2:7

Subraya la respuesta correcta

a. De polvo de una estrella.

b. De agua.

C. De polvo de la tierra.

¿Nunca te has preguntado de qué se compone tu cuerpo?

Los científicos han descubierto que en nuestro cuerpo se encuentran los mismos elementos de los que se compone nuestro planeta, la Tierra. Entre otros, en un puñado de tierra puedes encontrar: oxígeno, carbono, hidrógeno, nitrógeno, calcio, fósforo, potasio, azufre, sodio, cloro, hierro y magnesio.

Sorprendentemente, todos estos elementos cumplen una función imprescindible para el buen funcionamiento de nuestros huesos, de nuestros músculos y de nuestros órganos. Si no tuviéramos alguno de ellos, no podríamos vivir.

La Biblia confirma lo que dicen esos científicos, puedes leerlo en Génesis 2:7. La Biblia dice que nuestro Creador formó al primer hombre, que como bien sabes se llamaba «Adán», del polvo de la tierra.

Dios tomó barro, es decir, mezcló tierra y agua, y con él creó al hombre. Con mucho amor y cuidado formó la cara y el cuerpo. El Creador lo hizo tal y como lo había diseñado.

Imagínatelo, allí, sobre la tierra, de la cual había sido formado, descansaba el cuerpo de Adán. Pero aún no tenía vida. Ahí estaba, mudo y quieto como una estatua. Entonces el Creador de la vida le sopló su aliento por la nariz, dándole con ello parte de su vida. En ese momento, Adán abrió los ojos y se levantó por primera vez.

Ahora ya sabes de qué estás hecho y quién te dio la vida.

¿No te parece maravilloso tu Creador? Describe en tu Diario de Oración cómo creó Dios a Adán.

Matutina para Android