Regresar

¿Qué había dentro del arca del pacto?

Play/Pause Stop
“Harán también un arca de madera de acacia, cuya longitud será de dos codos y medio, su anchura de codo y medio, y su altura de codo y medio. Y la cubrirás de oro puro por dentro y por fuera, y harás sobre ella una cornisa de oro alrededor. Fundirás para ella cuatro anillos de oro, que pondrás en sus cuatro esquinas; dos anillos a un lado de ella, y dos anillos al otro lado. Harás unas varas de madera de acacia, las cuales cubrirás de oro. Y meterás las varas por los anillos a los lados del arca, para llevar el arca con ellas. Las varas quedarán en los anillos del arca; no se quitarán de ella. Y pondrás en el arca el testimonio que yo te daré”. Génesis 25:10-16.

Subraya la respuesta correcta

a. El altar de incienso.

b. Los Diez Mandamientos.

C. El candelabro.

¿Recuerdas donde se encontraba el arca del pacto que Dios le mandó realizar a los israelitas?

El arca del pacto se encontraba en el lugar santísimo del santuario.

¿Sabes qué significaba esa arca? El pacto o la alianza que Dios había hecho con Israel. El Señor había hecho un trato o un pacto con Israel. Les había prometido que siempre estaría con ellos y el pueblo de Israel confiaría siempre en él y obedecería su ley, es decir, los Diez Mandamientos. Por eso, dentro del arca del pacto se encontraban los Diez Mandamientos esculpidos en dos tablas de piedra. El arca del pacto estaba hecha de madera de acacia, un árbol que abundaba en el desierto del Sinaí. Estaba recubierta de oro por dentro y por fuera. Sobre la tapa del arca del pacto había dos ángeles hechos de oro fundido uno frente al otro, que extendían sus alas por encima, cubriéndola. Medía cien centímetros de largo por setenta de ancho y de alto, y tenía unas varas a los lados para poder transportarla.

El arca del pacto era la pieza más importante del tabernáculo, pues simbolizaba la presencia de Dios. Solamente una vez al año, el sumo sacerdote podía entrar en el lugar santísimo, donde se encontraba el arca del pacto. Ese día, era el Día de la Expiación o del perdón. El arca del pacto era muy importante para los israelitas, porque les hacía recordar su pacto con Dios y su respeto a su ley, los Diez Mandamientos, que muestran el carácter de Dios. Como dijo Jesús, nos ayudan a amar a Dios sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

¿Por qué no haces un pacto o una alianza con Dios para obedecer siempre su ley? Lee los Diez Mandamientos en Éxodo 20 y haz tu pacto con Jesús. Escríbelo en tu Diario de Oración.

Matutina para Android