Regresar

¿Qué es un ayo?

Play/Pause Stop
“sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre”. Gálatas 4:2

Subraya la respuesta correcta

a. Un anciano.

b. Un abuelo.

C. Un cuidador de niños.

¿Hay alguna persona, además de tus padres, que te cuida y te da consejos?

A lo mejor es algún familiar o un amigo de tus padres, o un profesor o profesora...

En la época del apóstol Pablo, algunas familias tenían sirvientes a los que encargaban la tarea de cuidar de los niños. A esta persona la llamaban «ayo».

El ayo acompañaba al niño a la escuela y lo corregía si decía o hacía algo que no estaba bien.

El ayo era su consejero y su educador hasta que cumplía la mayoría de edad. Parece ser que el ayo solía ser duro y muy exigente con los niños que cuidaba.

Sin embargo, en la Biblia, el apóstol Pablo compara la ley de Dios con un ayo que nos dice cuándo nos portamos mal y nos conduce a Jesús para recibir la salvación.

¿Recuerdas cuál es la ley de Dios? Los Diez Mandamientos son como un ayo que nos da consejos para ser mejores personas y ser más felices.

Pero si un día las desobedecemos, tenemos la oportunidad de arrepentirnos y pedir perdón, porque Jesús ya murió por nuestra falta.

No dudes nunca del amor y la misericordia de Jesús.

Él es mucho más y mejor que un ayo, siempre está esperando que hables con él como con un amigo y que le cuentes todo lo que te pasa cada día.

Jesús es tu Salvador y un día te llevará a vivir con él para siempre. Entonces ya no necesitarás la ley porque la tendrás escrita en tu corazón y la obedecerás sin darte cuenta, por amor a tu Creador.

Habla con Jesús por escrito en tu Diario de Oración y dile cuánto deseas obedecerlo y vivir con él por la eternidad.

Matutina para Android