Regresar

¿Para qué puso Dios a Adán y Eva en el Edén?

Play/Pause Stop
“Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase”. Génesis 2:15.

Subraya la respuesta correcta

a. Para limpiarlo y cuidarlo.

b. Para cultivarlo y cuidarlo.

C. Para ensuciarlo y cuidarlo.

¿Te gustan los globos?

Seguro que alguna vez te han regalado uno y te has sentido muy feliz, pero de pronto se te ha escapado y te has sentido muy triste al verlo desaparecer en el cielo.

Un investigador alemán llamado Patrick Glaschke ha descubierto que un globo de helio, bien inflado, puede ascender a más de diez kilómetros de altura, permanecer en el aire más de veinticuatro horas y recorrer una distancia de hasta tres mil kilómetros.

Sin embargo, por lo general, todos los globos acaban explotando y convirtiéndose en un montón de tiras que acaban cayendo en los ríos, en los bosques, en las playas, en el fondo del mar o en el estómago de algún animal, lo que le producirá la muerte.

Los restos de un globo pueden tardar en desaparecer más de seis meses. En algunos países, como Australia, están prohibidos porque ensucian el medio ambiente y enferman a los animales que se los comen.

Cuando Dios creó al hombre y a la mujer, en el Edén, les encomendó que cuidaran todo lo que él había creado: el agua, las plantas, los árboles, los animales..., pues nuestro planeta es nuestra casa.

Por eso, tenemos que cuidar la naturaleza y tirar los restos de los globos y la basura a un contenedor adecuado.

Así que procura que no se te escape ningún globo. De ese modo, protegerás la naturaleza que Dios creó y serás más feliz.

Dibuja un globo en tu Diario de Oración y escribe tu oración de hoy para cuidar el planeta.

Matutina para Android