Regresar

¿Qué es un ídolo?

Play/Pause Stop
“Todo lo contrario, usted desafió con soberbia al Señor del cielo y mandó traer ante usted estas copas que pertenecían al templo. Usted, sus nobles, sus esposas y sus concubinas estuvieron bebiendo vino en estas copas mientras rendían culto a dioses de plata, oro, bronce, hierro, madera y piedra, dioses que no pueden ver ni oír, ni saben absolutamente nada. ¡Pero usted no honró al Dios que le da el aliento de vida y controla su destino!”. Daniel 5:23.

Subraya la respuesta correcta

a. Darle más importancia a algo que a Dios.

b. Figuras que no ven, ni oyen, ni saben nada.

C. Las dos respuestas anteriores son correctas.

¿Hay algo que te gusta mucho?

Quizás sea un objeto, una comida, un deporte, un programa de televisión... Incluso puede que sea alguien famoso, como un jugador de fútbol o una actriz.

Seguramente es algo que usas o ves con frecuencia. Puede que lo tengas tanto tiempo en tu mente que piensas en ello constantemente.

Puede que te guste tanto, tanto, tanto que sin darte cuenta lo estés adorando, es decir, lo estés considerando como más importante que Dios. Y a eso se le llama «idolatría». Cuando le das el primer lugar o la mayor importancia en la vida a algo o a alguien, estás dejando a Dios en el segundo lugar, es decir, en el último.

En la Biblia, Dios advierte continuamente al pueblo de Israel de que no adoren a los ídolos, es decir, a los dioses falsos (figuras de piedra, metal, madera u otros materiales que se inventaban).

Cuando esas personas adoraban a estos ídolos los consideraban dioses y sustituían al verdadero Dios, el Creador del cielo y de la tierra, por figuras sin vida que no pensaban ni tenían ningún poder.

Dios nos dice en los Diez Mandamientos que no nos hagamos ningún dolo, ni los adoremos, porque él es el único y verdadero Dios. Solo él tiene inteligencia, sabiduría y poder para escucharnos y ayudarnos en lo que necesitemos.

Quizás tú no adoras a ninguna imagen o figura, pero recuerda que todo aquello a lo que le das más importancia que a Dios puede llegar a convertirse en un ídolo para ti.

Escribe en tu Diario de Oración quién quieres que ocupe el primer lugar en tu vida.

Matutina para Android