Regresar

¿Con qué compara la Biblia a Jesús?

Play/Pause Stop
“El pueblo que camina en oscuridad verá una gran luz. Para aquellos que viven en una tierra de densa oscuridad, brillará una luz”. Isaías 9:2.

Subraya la respuesta correcta

a. Con el cielo.

b. Con la luz.

C. Con la tierra.

¿Crees que cuando anochece el Sol se oculta y desaparece?

Si puedes sentarte una tarde al aire libre, poco antes de que se haga de noche, observarás que poco a poco el Sol se va escondiendo hasta que desaparece por completo.

Quizás pienses que se esconde, pero no es así. El Sol es una estrella gigante que brilla y gira constantemente, nunca se oculta ni desaparece.

Lo que ocurre es que la Tierra se está moviendo a una velocidad constante, gira alrededor del Sol y sobre sí misma. Eso significa que mientras la Tierra gira sobre sí misma, siempre hay una parte a la que le da el Sol y es de día; y otra a la que le da la sombra y es de noche.

De modo que cuando en el lugar donde tú vives se oculta el Sol, en la otra cara de la Tierra está saliendo. Por eso la hora es diferente dependiendo del país o el continente en el que te encuentres. Y eso produce el día y la noche.

Así que no tendríamos que decir que el Sol se esconde o se oculta, sino que se hace de noche porque la Tierra está girando y no le da el Sol, sino la sombra.

Al igual que el Sol nunca se oculta y siempre está ahí, junto a nosotros, aunque a veces no lo veamos, también Jesús está siempre ahí. Nosotros somos los que nos movemos y nos alejamos de él.

Jesús nunca se esconde ni se apaga, nunca deja de brillar y de iluminar tu camino. Jesús siempre cuida de ti, y te da el calor y el amor que necesitas para vivir cada día y ser feliz. Jesús vino a este mundo para con su luz hacer desaparecer las tinieblas. Jesús venció a Satanás.

Pídele a Jesús, en tu Diario de Oración, que te ayude a vencer al mal como hizo él.

Matutina para Android