Regresar

¿En qué historia de la Biblia Dios venció la ley de la gravedad?

Play/Pause Stop
“Luego Moisés extendió la mano sobre el mar y el SEÑOR abrió un camino a través de las aguas mediante un fuerte viento oriental. El viento sopló durante toda la noche y transformó el lecho del mar en tierra seca. Entonces el pueblo de Israel cruzó por en medio del mar, caminando sobre tierra seca, con muros de agua a cada lado”. Éxodo 14:21, 22.

Subraya la respuesta correcta

a. Cuando los israelitas salieron de Egipto.

b. Cuando los israelitas cruzaron el mar Rojo.

C. Cuando los israelitas caminaron por el desierto.

¿Sabes qué hace que nos mantengamos pegados al suelo e impide que salgamos disparados al espacio?

Como puedes comprobar, cualquier cosa que tenga cierta cantidad de materia o peso se siente atraída hacia el centro de nuestro planeta Tierra. Por ejemplo, si dejas caer una botella de agua, ¿qué ocurre? Cae al suelo, ¿verdad?

¿Te has preguntado por qué todo se pega al suelo, es decir, a la superficie de la Tierra en vez de ascender al cielo? Eso sucede porque Dios creó lo que los científicos llaman «Ley de la Gravitación Universal». Esta ley dice que la gravedad es una fuerza invisible que atrae todas las cosas hacia el centro de la Tierra.

¿No te parece increíble? Muchos han intentado vencerla, pero es imposible. Solo el Creador de esta ley ha podido vencerla...

¿Recuerdas la historia de los israelitas cruzando el mar Rojo? ¿Qué pasó con el mar cuando Moisés, por orden de Dios, extendió su brazo? El mar se partió en dos y ascendió como en dos murallas, ¿verdad? De modo que los israelitas cruzaron en seco, mientras las aguas se mantenían sin caer al fondo del mar.

¿Te imaginas el mundo sin esa ley? Todo estaría flotando. Sin embargo, nuestro Creador es un Dios de orden y gracias a la «Ley de la Gravitación Universal» podemos mantenernos en pie y, aunque la Tierra gira en el espacio, nosotros no salimos volando, ni las casas, ni los árboles, ni la comida...

Da gracias hoy a Dios por esta maravillosa ley de la naturaleza en tu Diario de Oración.

Matutina para Android