Regresar

¿Qué día creó Dios los peces?

Play/Pause Stop
“Así que Dios creó grandes criaturas marinas y todos los seres vivientes que se mueven y se agitan en el agua y aves de todo tipo, cada uno produciendo crías de la misma especie. Y Dios vio que esto era bueno. Y pasó la tarde y llegó la mañana, así se cumplió el quinto día”. Génesis 1:21, 23.

Subraya la respuesta correcta

a. El cuarto.

b. El quinto.

C. El sexto.

Si los seres humanos no podemos aguantar mucho tiempo sin respirar bajo el agua, ¿por qué los peces sí pueden?

¿Cómo pueden respirar bajo el agua? ¿Por dónde respiran? ¿Hay oxígeno en el agua?

Los peces necesitan respirar para vivir, al igual que nosotros, y también respiran oxígeno. Sin embargo, no tienen nariz y pulmones como nosotros.

Si te fijas, cuando un pez va nadando por el agua, tiene unas aberturas a cada lado de la cabeza que se llaman «branquias». Son unas rajitas por las que se filtra el oxígeno que hay en el agua y llega hasta la sangre. Si los observas bien, verás que las branquias se abren y se cierran de forma repetitiva igual que cuando nosotros tomamos aire y luego lo expulsamos.

Otra curiosidad de los peces es que nunca cierran los ojos para dormir, al estar en el agua no necesitan protegerlos, pues nunca se les resecan como nos sucede a nosotros.

¿Y sabes por qué tienen escamas? Porque gracias a ellas pueden nadar más rápido y controlar la cantidad de agua que entra en su cuerpo.

¿Recuerdas qué día creó Dios a los peces? No fue el primero, ni el segundo, ni el tercero, ni el cuarto... ¡Fue el quinto día!

Dios creó peces grandes y pequeños, de diversos colores, con rayas y sin rayas... Aunque hay muchos peces y muy diferentes, Dios los creó a todos en un solo día. ¿Te lo imaginas?

Dibuja un pez en tu Diario de Oración y escribe tu oración de hoy.

Matutina para Android