Regresar

Un gran pez

Play/Pause Stop
«Y el Señor dispuso un gran pez que se tragara a Jonás; y Jonás estuvo en el vientre del pez tres días y tres noches». Jonás 1:17, BA

¿Sabes qué significa la palabra grande? A ver, muestra con tus brazos lo que es grande, tu mami o tu papi también abrirá los brazos. ¡Vaya! ¡Qué grandes se ven los brazos de los adultos!

Hoy quiero hablarte de un pez muy grande que aparece en la Biblia.

Jonás era un profeta, o sea, una persona que habla en nombre de Dios y lleva sus mensajes. Un día, Dios le pidió a Jonás que fuera a un lugar a llevar un mensaje, pero él no quiso ir. Intentó huir en un gran barco, pero se desató una gran tormenta y los marineros lo tiraron al agua. ¿Sabes qué pasó después? Un gran pez se tragó al profeta Jonás.

Cuando Jonás estaba en el interior del gran pez, sintió mucho miedo y se arrepintió de haber desobedecido a Dios. Entonces pidió perdón y después de haber pasado tres días en el interior del gran pez, el pez vomitó a Jonás en tierra, sano y salvo.

¿Sabes a dónde llegó Jonás? Al lugar donde Dios quería

que él llevara su mensaje: la gran ciudad de Nínive. El gran pez le sirvió de transporte y Jonás aprendió que no se debe desobedecer.

Palabra que aprendimos hoy: Grande.

Oración: Amado Jesús, ayúdame a obedecerte siempre y también a obedecer a mis papás.

Matutina para Android