Regresar

Un padre ejemplar

Play/Pause Stop
«El Señor es como un padre con sus hijos, tierno y compasivo». Salmo 103:13, NTV

¿Alguna vez has visto un caballito de mar? Son unos animales hermosos que puedes encontrar en el mar.

Hoy te quiero contar algo que hace que los caballitos de mar sean especiales. Estos animalitos se reproducen por medio de huevos. ¿Has visto alguna vez cómo sale un pollito de un huevo? Después de que la gallina incuba el huevo por un tiempo, nace un lindo pollito. Pero cuando dos caballitos de mar se juntan para reproducirse, la hembra pone los huevos en un saquito que tiene el macho en la barriga. Cuando pasa el tiempo de incubación, papá caballo de mar deja salir de su vientre a sus crías.

¿Sabes cuántos caballitos de mar puede incubar un papá? ¡Entre diez y cuatrocientos! Cuatrocientos es un número muy grande, ¡no se puede contar con las manos!

Lo que más me gusta de los caballitos de mares que tienen un padre que los cuida y los ama. Tú también puedes darle gracias a Dios por tu papi, él te cuida, te ama y provee para ti. Ve con tu papá, dale un beso, un gran abrazo y dile: «Papi, gracias por cuidarme siempre y amarme».

Pero déjame decirte algo más. Tienes un Padre que te ama más que nadie en este mundo. Ese Padre es Dios. Él te creó, te dio una familia y cada día te muestra su amor por medio de la naturaleza. ¡Qué lindo es tener un Padre que nos ama tanto!

Palabra que aprendimos hoy: Incubar.

Oración: Gracias, Dios, por amarme tanto, por cuidarme y por darme un papá que me muestra su amor todos los días.

Matutina para Android