Regresar

Dios cierra la boca de los leones

Play/Pause Stop
«Yo te pido que seas fuerte y valiente, que no te desanimes ni tengas miedo». Josué 1:9, TLA

El león es un animal salvaje que vive principalmente en África y Asia (mostrar el mapa en la imagen). Son mamíferos, o sea, que los cachorros o bebés se alimentan de su madre.

Al león le llaman «el rey de la selva» porque es un animal muy fuerte, y su gran rugido se puede escuchar a varios kilómetros de distancia. Además, tiene unas enormes garras y unos colmillos que pueden medir hasta nueve centímetros. ¡Es muy impresionante!

Daniel era un joven que amaba a Dios, pero algunos hombres querían hacerle daño y por eso lo colocaron en un foso donde había leones. Como Dios sabía que Daniel no había hecho nada malo mandó a su Ángel para que cerrara la boca de los leones. ¡Sí! Los leones no pudieron rugir ni le hicieron daño a Daniel. Aunque eran grandes y fuertes, Dios es más grande y más fuerte aún que los leones. Sencillamente, Dios les ordenó que no hicieran daño a Daniel, y así mismo fue. ¿Sabes por qué Dios ayudó a Daniel? Porque Daniel siempre confió en él y fue muy valiente. Al verse en problemas oro a Dios y confió en que él cerraría la boca de aquellos leones. Como dice el verso de hoy: «Sé valiente y no tengas miedo», cuando tengas problemas acude a Jesús y él cerrará la boca de quien te moleste.

Palabra que aprendimos hoy: Valiente.

Oración: Querido Jesús, ayúdame a ser valiente y a confiar siempre en ti.

Matutina para Android