Regresar

Imita lo bueno

Play/Pause Stop
«Amado, no imites lo malo sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; el que hace lo malo no ha visto a Dios». 3 Juan 1:11, LBLA

Hoy te hablaré de un animal que tiene la habilidad de imitar. ¿Sabes qué es imitar? Te lo explicaré con un ejemplo: Mamá cerrará y abrirá los ojos. Ahora hazlo tú también. ¡Muy bien! Eso es imitar. Ahora mamá subirá y bajará las manos, luego tú lo vas a imitar. ¡Lo has hecho muy bien!

El miná religioso es un ave muy bonita y hace mucho ruido. Le gusta mucho imitar nuestra forma de hablar, por eso las personas disfrutan mucho escuchándola. Si está encerrada, por ejemplo, en una jaula, puede imitar diferentes sonidos. Pero no le gusta imitar a las demás aves.

¿Verdad que imitar a mamá te resultó muy divertido? También podemos imitar otras cosas buenas que son mucho más importantes que un gesto, como ayudar a recoger los juguetes, lavarse las manos, saludar y abrazar. Pero lo más importante es imitar a Jesús, porque todo lo que él hizo es bueno.

Aunque eres pequeñito, hay muchas cosas que Jesús hizo que tú también puedes hacer. Junto a tu familia has una lista de algunas de las cosas que puedes imitar de Jesús.

¡Recuerda siempre imitar lo bueno!

Palabra que aprendimos hoy: Imitar.

Oración: Querido Padre que estás en el cielo, ayúdame a siempre imitar todo lo que es bueno; quiero imitar a Jesús.

Matutina para Android