Regresar

Dios guio al camello

Play/Pause Stop
«Cuando el mayordomo terminó de beber, ella misma dijo: "Ahora voy a sacar agua para sus camellos, para que beban toda el agua que quieran"». Génesis 24:19, TLA

El camello es un animal que tiene una gran joroba en la espalda y puede llevar cargas muy pesadas sobre ella. Es el animal perfecto para ir por el desierto, que es caliente y muy seco, ya que puede estar mucho tiempo sin tomar agua.

Abraham llamó a su ayudante Eliezer y le dijo: «Ve a mi ciudad natal y busca allí una esposa para mi hijo Isaac, Dios irá delante de ti y te guiará». Así fue como Eliezer tomó sus camellos, los cargó de regalos y se fue a cumplir la tarea.

Eliezer no sabía quién era la muchacha que Dios quería como esposa para el hijo de su patrón, por eso, le pidió a Dios que lo guiara hacia la persona correcta. Oró y pidió que la joven que le diera agua a él y a sus camellos junto al pozo, fuera la elegida.

Poco después, Rebeca se acercó al pozo. Amablemente le sirvió agua a Eliezer y después dijo: «También les daré agua a tus camellos». Increíble, ¿no? Dios lo guio hacia la chica perfecta tal y como él se lo había pedido. Gracias a esto, Rebeca recibió muchos regalos y se convirtió en la esposa de Isaac.

Dios tiene diferentes maneras para guiarnos por el camino correcto. En la historia de hoy, usó unos camellos y un ayudante que confió en que él lo guiaría. Tú puedes hacer lo mismo. Cada vez que no sepas qué hacer en una situación difícil pídele a Dios en oración que te guíe, que te muestre qué hacer y él lo hará.

Oración: Querido Jesús, gracias por escuchar mis oraciones y porque siempre me muestras qué hacer cuando te lo pido.

Matutina para Android