Regresar

No seas perezoso

Play/Pause Stop
«No queremos que se vuelvan perezosos, sino que sigan el ejemplo de quienes por medio de la fe y la constancia están recibiendo la herencia que Dios les ha prometido». Hebreos 6:12

Hay un animal que tiene un nombre muy gracioso, es el perezoso. ¿Conoces esa palabra? Además del nombre del animal, perezoso se refiere a una persona que no ayuda a realizar las tareas que hay en el hogar y cuando lo hace, es muy lento. A los perezosos no les gusta lavar los platos, hacer las tareas de la escuela o recoger la basura, porque dicen que siempre están cansados.

El perezoso es un animal que vive en los árboles y pocas veces baja al suelo, pero cuando lo hace, no camina, sino que se arrastra. Se mueve lentamente entre las ramas de los árboles, incluso cuando parpadean lo hacen como si fuera en cámara lenta. Observa a mamá, que hará como el perezoso. ¡Qué gracioso!

La Biblia dice que a Dios no le gusta que seas perezoso, sino que seas un niño trabajador. Que ayudes a tus padres en todo.

¿Eres como el perezoso? ¡No, claro que no! Estoy segura de que te gusta ayudar a tus padres. Con la ayuda de ellos haz una lista de las cosas que puedes hacer para ayudar. Aunque eres pequeñito, ya puedes ayudar, y mucho.

Oración: Jesús, quiero ser trabajador y no perezoso, ayúdame a ser mejor cada día.

Matutina para Android