Regresar

La tolerancia

Play/Pause Stop
«Sean tolerantes los unos con los otros, y si alguien tiene alguna queja contra otro, perdónense, así como el Señor los ha perdonado a ustedes». Colosenses 3:13, TLA

Hoy quiero hablarte de un animal muy interesante, se llama bonobo. El bonobo es un simio al que le gusta jugar, ayudar y vivir con otros simios. Los bonobos son muy conocidos por su tolerancia, es decir, por tolerar a los otros simios que viven con ellos y también a aquellos que apenas acaban de conocer. ¿Sabes qué es la tolerancia? Es cuando aceptas a los demás a pesar de que son diferentes a ti y no tienes problema en convivir con las diferencias que no te gustan.

Los bonobos son tolerantes cuando se les aproxima un extraño. Es decir, no se asustan, sino que lo aceptan y le ayudan a conseguir su alimento. ¿Y tú? ¿Eres tolerante? Si tuvieras un compañero en la escuela o en tu vecindario que come, habla o viste diferente a ti, ¿qué harías?

La tolerancia es necesaria porque todos somos diferentes. Hay niños que tienen creencias diferentes, que aprenden de forma diferente o que se comportan diferente a ti. Hay algunas personas que no tienen tolerancia y se burlan de los que son diferentes a ellos. Tú puedes ayudarlos con tu propio ejemplo, siendo siempre tolerante con todas las personas.

Jesús es tolerante, él ama a todas las personas sin importar el color de piel, el tamaño o la nacionalidad. Jesús desea que tú también seas tolerante como él. ¿Te animas? ¿Sí? ¡Qué bueno!

Palabra que aprendimos hoy: Tolerancia.

Oración: Querido Dios, ayúdame a tolerar a los demás a pesar de que sean diferentes a mí.

Matutina para Android