Regresar

Quédate quieto

Play/Pause Stop
«Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios. ¡Yo seré exaltado entre las naciones! ¡Yo seré enaltecido en la tierra!». Salmo 46:10, NVI

Seguro que alguna vez has escuchado a mamá decir: «Quédate quieto». ¿Sabes lo que quiere decir esa palabra? Es cuando estás parado o sentado pero tranquilo, sin moverte. Vamos a jugar. Cuando mamá esté diciendo los números en voz alta, tú estarás moviéndote y cuando ella diga «¡quieto!», dejarás de moverte.

Quedarse quieto es una de las cosas que un perro suele hacer cuando ve a otro perro que se acerca rápido a olerlo, en lugar de hacerlo poco a poco. También, cuando un perro grande viene para hacerles daño, los perros pequeños se quedan quietos ya sea parados, sentados o acostados en el suelo, pero sin moverse; eso hace que se alejen de ellos. ¿Sabes qué hacen los perros cuando las personas les gritan? ¡Muy bien! Se quedan quietos también, para mostrar que no les gusta que los traten mal.

¿Qué haces tú cuando alguien te habla mal o cuando tienes miedo? Dios dice en su Palabra que debes estar quieto y hablar con Dios en oración. No debes desesperarte si tienes un problema. Puedes contarle a Jesús todas las cosas que te hacen sentir mal, así él podrá ayudarte.

Habla con papá y mamá sobre las diferentes situaciones en que podrías quedarte quieto y permitir que tus padres junto con Dios arreglen el problema.

Oración: Querido Padre celestial, ayúdame a estar quieto y a esperar tu ayuda siempre.

Matutina para Android