Regresar

Comprendiendo a los demás

Play/Pause Stop
«Piensa en esto que digo, porque el Señor te lo hará comprender todo». 2 Timoteo 2:7

Hoy te quiero hablar de la jirafa. Ella es muy famosa porque es el animal más alto del mundo. Su cuello y sus patas son muy largas. ¿Sabías que la jirafa es muda? Es decir, que no puede emitir sonidos para comunicarse como los otros animales. ¿Y cómo se comunican entonces? Las jirafas miran fijamente a sus compañeras para avisar que hay peligro y la otra jirafa comprende el mensaje. Cuando la madre quiere mostrarles amor a sus hijos, los acaricia juntando su cara con la de sus crías y ellas comprenden el amor que reciben.

¿Sabías que hay personas que tampoco pueden hablar? ¿Cómo podemos comprender lo que nos quieren decir? Debes prestar atención a su rostro y a sus gestos. Por ejemplo, ellos sonríen y te dan un abrazo para saludarte o darte las gracias. También pueden mover las manos para decir adiós o enseñarte un objeto. Comprender a las personas mudas es muy importante, pues eso les hace sentir que los quieres. ¿Y sabes qué? Las personas mudas se comunican en un idioma que se llama lengua de signos; usan las manos y los brazos para hablar entre ellos. Qué interesante sería aprender la lengua de signos, ¿verdad?

Trata de decirle algo a mamá sin hablar. Es difícil, ¿cierto? Cuando veas a una persona que no puede hablar, préstale atención y verás que podrás comprenderla gracias a sus gestos. Jesús te dará la sabiduría para que comprendas a los demás.

Palabra que aprendimos hoy: Comprender.

Oración: Padre bueno, ayúdame a comprender a los demás.

Matutina para Android