Regresar

El clamor de medianoche

Play/Pause Stop
«Daniel, mantén en secreto esta profecía; sella el libro hasta el tiempo del fin». Dan. 12:4, NTV «En ese momento, el cielo será destruido con fuego y todo lo que hay en él será consumido por el calor». 2 Ped. 3: 12, PDT

Aunque William Miller fue el predicador más famoso sobre el inminente regreso de Jesús en el siglo XIX, otras personas en todo el mundo también habían descubierto las predicciones de Daniel y Apocalipsis relacionadas con el tiempo del fin. En ese tiempo se despertó un inusitado interés en estos dos libros proféticos que habían sido largamente ignorados durante siglos, y se comenzaron a hacer interpretaciones. De 1821 a 1845, el misionero Joseph Wolff, converso cristiano hijo de un rabino alemán, viajó por Oriente Medio, África y la India proclamando que Jesús pronto regresaría.

En Secretos de Daniel: Sabiduría y sueños de un príncipe judío en el exilio, Jacques Doukhan escribe: «Los judíos y los musulmanes habían alcanzado el mismo fervor religioso. Por el lado judío, en los movimientos jasídicos de Europa del Este, muchos esperaban que el Mashiah viniera en 1843/1844. Algunos musulmanes llegaron a la misma conclusión. [...] Cualesquiera que sean las razones que pueden explicar este fenómeno histórico, es interesante que sucedieron en armonía con la profecía. Fue una señal de intenso anhelo y espera» (p. 190).

En los Estados Unidos, y aunque Miller no se promocionó a sí mismo, en iglesia tras iglesia y pueblo tras pueblo fueron invitándolo a predicar. Fue explicando a cada audiencia como las profecías de Daniel 8 se extendían durante 2,300 años a partir del 457 a. C.; entonces el santuario sería purificado. Si el santuario era el planeta Tierra y la purificación era el regreso de Jesús, la segunda venida ocurriría entonces alrededor del año 1843.

Sin embargo, para que el mensaje de Miller realmente se propagara, necesitaba un poco de mercadeo. Aquí es donde entra en escena Joshua V. Himes, uno de los primeros y mejores relaciones públicas de la historia. Este pastor de Boston siguió el ejemplo de Mateo 25:6: «Cerca de la medianoche, se oyó gritar: "¡Ya viene el novio! ¡Salgan a recibirlo!"». Himes imprimió millones de ejemplares de Signs of the Times [Señales de los tiempos) y Midnight Cry [El clamor de medianoche), y consiguió la tienda de campaña más grande de los Estados Unidos para que Miller predicara.

Más de medio millón de personas de todo el país fueron a escuchar a Miller. Y gracias a las publicaciones periódicas, su mensaje llegó a todo el mundo.

Matutina para Android