Regresar

Un salto de fe

Play/Pause Stop
«Prueben, y vean que el Señor es bueno. ¡Feliz el hombre que en él confía!». Sal. 34:8

A veces es necesario dar un salto de fe. Inténtalo haciendo algo que no estás seguro de que lo puedes hacer.

Ofrécete como voluntario para algo que nadie más quiere hacer. Enlístate en ese viaje misionero sin saber de dónde vas a sacar el dinero. Sal de la comodidad de tu rutina.

Y es que, si no intentas de vez en cuando algo que no estás totalmente seguro que puedes lograr, ¿cómo crecerás y descubrirás de que estás hecho realmente?

Si no has crecido espiritualmente recientemente, pídele a Dios que te dé la oportunidad. Puede que sientas miedo, pero será estimulante. Puede parecer imposible, pero esa es la especialización de Dios.

¿Estás satisfecho con tu vida espiritual? Si tu respuesta es no, escribe por qué.

 

¿Qué crees necesario para dar un salto de fe? ¿Estás dispuesto a desplegar las alas y darle a Dios la oportunidad de hacer algo increíble en tu vida?

 

¿Cómo te gustaría ver crecer tu vida espiritual? Si pudieras desafiar a Dios a hacer algo por ti, ¿qué le pedirías?

 

¿Qué harías por Dios si supieras que él siempre te bendecirá?

Matutina para Android