Regresar

Cómo entender el Apocalipsis – 2a parte

Play/Pause Stop
«No selles las palabras proféticas de este libro». Apoc. 22:10, NTV

EI Apocalipsis, un libro empapado de ideas e imágenes tomadas del Antiguo Testamento, es en parte un compañero del libro de Hebreos del Nuevo Testamento. Ambos se dedican al tema de Jesús en el contexto del santuario. Al autor adventista de origen judío Jacob Doukhan le parece que cada sección de Apocalipsis se corresponde a una festividad religiosa judía diferente: las siete iglesias con la Pascua, los siete sellos con la Fiesta de las Semanas (el Pentecostés). las siete trompetas con el Rosh Hashaná (el año nuevo judío), las siete señales con el Yom Kipur (el Día de la Expiación) y las siete victorias y las siete maravillas de Jerusalén al final del libro con la Fiesta de los Tabernáculos.

Ranko Stefanovic señala que la primera mitad de Apocalipsis está inspirada en las ceremonias diarias del antiguo templo judío, pero la segunda mitad la partir del capítulo 12) refleja de forma concisa el Día de la Expiación. Al igual que el libro de Daniel, algunas partes de Apocalipsis repiten y desarrollan ciertos temas, mientras que otras exploran un territorio completamente nuevo.

Stefanovic sugiere que una de las formas más útiles de ver el Apocalipsis es dividiéndolo en tres secciones: los mensajes a las siete iglesias (Cristo como Sumo Sacerdote), la apertura del pergamino sellado (Cristo como gobernante profético) y el contenido del pergamino sellado (Cristo como guerrero apocalíptico). Independientemente de cómo se divida, el Apocalipsis es una obra intrincada que no tiene igual. Cuanto más se lo estudia, más nos lleva al resto de la Biblia y más nos revela sobre Dios y sus planes para este mundo.

Imagina que tomas el contenido de los primeros 65 libros de la Biblia: la creación, el éxodo, la ley, los pactos, los salmos, serpientes, el Tabernáculo, los profetas, los reyes, etcétera, y los metes en un caleidoscopio. Algo así es el Apocalipsis. El Apocalipsis es una interpretación cuidadosamente elaborada de todos los temas principales de las Escrituras.

Así que, cuando el Apocalipsis te desconcierte; cuando haga que te frotes los ojos y no quieras volver a mirarlo durante al menos doce años; cuando veas que es secuestrado por personas que piensan que fue un libro escrito en el pasado con artículos de periódico del futuro, recuerda que puedes hacer una pausa y volver al resto de la Biblia por un tiempo. Cuando regreses, algo nuevo se aclarará para ti.

Matutina para Android