Regresar

La Biblia es una influencia positiva

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Los que te temen me verán y se alegrarán, porque en tu palabra he esperado». Salmo 119: 74

EL LIBRO DE LOS LIBROS

CUANDO LAS VERDADES de la Biblia forman parte de la vida práctica, elevan la mente de su degradación y mundanalidad. Sinos familiarizamos con las Escrituras seremos hombres y mujeres de influencia positiva. En la búsqueda de las verdades que el cielo nos ha revelado, el Espíritu de Dios entabla una estrecha conexión con el investigador sincero de las Escrituras. Cuando comprendemos la voluntad revelada por Dios y al poner nuestra mente en contacto con las magníficas verdades de la Biblia nuestra mente se amplia, se expande, se eleva y adquirimos nuevas fuerzas. Si el estudio de las Escrituras es relegado a un segundo plano, ocasionará una enorme pérdida. La Biblia estuvo durante un tiempo excluida de nuestras escuelas, y Satanás aprovechó esta oportunidad y trabajó con una rapidez asombrosa, cosechando resultados a su antojo.

Nuestra mente alcanza el nivel de aquellos temas con los cuales se familiariza. Si todos hiciéramos de la Biblia nuestro objeto de estudio, veríamos a un pueblo más desarrollado, capaz de pensar de un modo más profundo, tendríamos un mayor grado de inteligencia que aquel que se obtiene del estudio sistemático de las ciencias y las historias seculares. La Biblia le confiere al estudiante sincero una disciplina mental superior, y una vez ha tenido una vislumbre de los temas divinos sus facultades se desarrollan en gran medida. El orgullo es subyugado, mientras que Dios y su verdad son exaltados.

La razón por la que exaltamos tanto lo humano y le damos poca honra a Dios es la falta de conocimiento de estas valiosas historias bíblicas. La Biblia contiene la calidad de alimento que el cristiano necesita a fin de crecer y fortalecerse tanto en espíritu como en intelecto. Podemos investigar y estudiar todos los libros de ciencia y filosofía y aun así no obtendremos el beneficio intelectual y moral que se obtiene cuando estudiamos y practicamos la Biblia. A través del estudio de la Biblia tenemos la oportunidad de conversar con los patriarcas y profetas. La verdad se reviste de un lenguaje elevado que apela a la mente; el pensamiento se eleva por encima de las cosas terrenales, y es llevado a contemplar la gloria de la vida inmortal futura. ¿Qué sabiduría humana puede compararse con la grandeza de la revelación de Dios? El ser humano finito, que no conoce a Dios, puede tratar de rebajar el valor de las Escrituras, y puede sepultar la verdad bajo el supuesto conocimiento de la ciencia.- Fundamentals of Christian Education, pp. 129-130.


Envía tus saludos a:
adultos@appdevocionmatutina.com