Regresar

El compromiso de los padres

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Vivan como hijos de luz». Efesios 5: 8, NVI

VIDA CRISTIANA PRÁCTICA

SE HA ENCOMENDADO a los padres una comisión sagrada, la de guardar la constitución física y moral de sus hijos, para que el sistema nervioso de ellos se mantenga equilibrado y sus almas no corran peligro. Los padres y las madres deberían entender las leyes de la vida, para que no permitan que debido a la ignorancia se desarrollen tendencias equivocadas en sus hijos. La dieta afecta tanto la salud física como la moral. Con cuánto cuidado entonces deberían aprender las madres a colocar sobre la mesa los alimentos más sencillos y saludables, a fin de que los órganos digestivos no se debiliten, los nervios no se desequilibren, y que sus hijos aprendan las enseñanzas que se les imparten.

Satanás ve que no puede ejercer un poder tan grande sobre las mentes cuando el apetito se mantiene bajo control, a diferencia de cuando se le da rienda suelta, y él está trabajando constantemente para inducir a los seres humanos a complacerse a sí mismos. Bajo la influencia de alimentos nocivos la conciencia se duerme, la mente se nubla y se arruina su susceptibilidad a las impresiones. Pero la culpa del transgresor no deja de ser la misma porque la conciencia haya sido llevada al punto de la insensibilidad.

Puesto que la salud mental depende de la normalidad de las fuerzas vitales, ¡cuánto cuidado debiera ejercerse para que no se usen narcóticos ni estimulantes! Y sin embargo vemos que un gran número de los que profesan ser cristianos usan tabaco. Ellos deploran los males de la intemperancia; pero mientras hablan en contra del uso de bebidas alcohólicas, ellos mismos usan tabaco. Debe haber un cambio con respecto al uso del tabaco. Pero vayamos un poco más allá en este mismo tema. El té y el café están fomentando el apetito por estimulantes más fuertes. Y si hablamos acerca de la preparación de los alimentos, y preguntamos: ¿Se práctica la temperancia en todo? ¿Se realiza aún allí la reforma que es esencial para la salud y la felicidad?

Todo verdadero cristiano tendrá el dominio de sus apetitos y pasiones. A menos que estemos libres de la esclavitud del apetito, no podemos ser siervos de Cristo verdaderos y obedientes. La complacencia del apetito y la pasión embota el efecto de la verdad sobre el corazón. Se le hace imposible al espíritu y el poder de la verdad realizar su obra santificadora en el corazón, el cuerpo y el espíritu, cuando se está bajo el control de los deseos carnales.- Fundamentals of Christian Education, pp. 143-144.

Este es el mes para renovar tus suscripciones de 2018.


Envía tus saludos a:
adultos@appdevocionmatutina.com