Regresar

Un escarabajo inconfundible

Matutina para Android

Play/Pause Stop
“Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía" (Hechos 11:26).

El 22 de junio de 1934 fue un día histórico. En Alemania, se firmó el contrato entre la Asociación de la Industria Alemana del Automóvil del Reich y Ferdinand Porsche, lo que inició la producción de un automóvil marca Volkswagen, conocido como "Escarabajo". Por eso, este día es considerado el Día internacional del Volkswagen.

Es que el Volkswagen "Escarabajo" es un auto muy reconocido a nivel mundial. Es tan representativo de la marca Volkswagen que casi cualquier persona que lo ve sabe casi inmediatamente que se trata de un Volkswagen, por su inconfundible aspecto.

No fue ni en Jerusalén ni en Samaria. Fue en la actual Turquía, en el siglo I d.C. A parecer, los cristianos de Antioquía hablaban de Cristo, predicaban de Cristo, cantaban de Cristo y oraban en su nombre. A quienes los rodeaban, no les quedó más remedio que llamarlos "cristianos".

Y a ti, ¿cómo te llaman, o por qué característica te conocen? ¿Cuáles Son los temas de los que te gusta hablar? ¿Música? ¿Deportes? ¿Programas de televisión? ¿Cine? ¿Moda? ¿Política? ¿Qué es lo que más publicas en tus redes sociales? ¿Qué dice de ti la ropa que usas? ¿Qué opina la gente de ti, cuando te conoce? Así como el "Escarabajo" es asociado instantáneamente con una empresa automotriz en particular, ¿reconocen los otros en ti de dónde vienes, a quién perteneces y que tienes la marca del cielo en tu vida?

Hoy puede ser un día histórico. Decide, desde ahora, hablar más de Jesús. Que el sublime Maestro de Galilea permee todas tus palabras, tus conversaciones, tus canciones, tu muro de Facebook. Y que sus enseñanzas sean vividas por ti nítidamente: perdona a quien te agreda, ama a tu enemigo, da la otra mejilla; sé manso, sé puro, sé misericordioso, sé limpio de corazón, sé humilde, sé respetuoso. Te aseguro que, de esta manera, como a los antiguos discípulos de Antioquía, también tendrás (y bien ganado) el apodo de "cristiano".

"Procedamos como hijos de Dios, que buscan su consejo y están listos para seguir sus planes dondequiera que les sean presentados. Dios será glorificado por un pueblo tal y los testigos de nuestro celo dirán: Amén, amén" (Elena de White, Joyas de los testimonios, t. 3 p.377). PA


Envía tus saludos a:
jovenes@appdevocionmatutina.com