Regresar

La gracia del Rabboní

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Jesús la llamó por su nombre: «¡María!». Ella se volvió y exclamó en arameo: «¡Rabboní! (que quiere decir “Maestro”)», Juan 20: 16.

HACE MUCHO TIEMPO en una mañana de pascua, nuestro pastor nos dio un maravilloso mensaje sobre la resurrección de Cristo. Mencionó cómo Jesucristo estuvo presente para María Magdalena, que lloraba pues no había podido encontrar a su Señor. Estaba decepcionada y frustrada porque los soldados romanos ni siquiera habían respetado el cadáver de Cristo.

Su decepción fue momentánea, pues Jesús estaba ahí presente y la llamó por su nombre. Ella corrió hacia él emocionada y lo llamó «Rabboní»; al identificarlo así, su tristeza quedó eliminada. El pastor concluyó: «Rabboní ha resucitado; ahí está, para que corramos hacia él cuando nos sintamos decepcionados y deprimidos». Siendo yo una jovencita, el mensaje me cautivó, así como la palabra «Rabboní». Hice un pacto con Dios. Le dije: «Señor, cuando me case, si medas una hija la voy a llamar Rabboní».

Sí me casé y Dios medio un hijo. Se llama Janucá. Luego tuve otro hijo. Me decepcioné un poquito pero somos felices con nuestros hijos. Pero Dios no olvidó el pacto que hice con él y siete años después, volvía embarazarme. Casi había olvidado lo que se siente. Sentí que ya era muy mayor, pero cuando mis compañeros de trabajo me preguntaban: «¿Va a ser niña?», yo respondía que sí. «¿Y si es otro niño?», insistían, «Pues le daré gracias a Dios y lo criaré», replicaba yo.

Cuando ingresé al hospital para el parto, me hicieron una cirugía y mi esposo esperó afuera del quirófano. Alabado sea el Señor, pues me envió una hermosa hija. Cuando el doctor me dijo que había tenido una niña, grité ahí en el quirófano:

-¡Rabboní no me ha olvidado!

Mi esposo no creyó que fuera niña hasta que la vio. La llamé Rabboní Grace.

Quizá olvidemos las pequeñeces que decimos a Dios, pero Jesús, nuestro Rabboní, nunca olvida una sola de nuestras palabras. A veces quizá te preguntes si Dios ha olvidado lo que le pediste hace años, pero te aseguro que si es su voluntad, te dará lo que hayas pedido en el momento exacto para gloria de su nombre.

BeulahSudhakar


Envía tus saludos a:
No Disponible