Regresar

Lejos del hogar

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Daniel decidió no contaminarse con la comida y el vino de la mesa real, y pidió al jefe del personal que le permitiera no contaminarse, Daniel 1: 8.

SI ESTUVIERAS LEJOS DE TUS CONOCIDOS, amigos, parientes, pastor, ¿qué harías o dejarías de hacer? Daniel, un joven hebreo, tenía al menos tres buenos pretextos que pudo haber usado cuando estuvo en el cautiverio:

Nadie se iba a enterar; sus padres no estaban.

Si no obedecía las órdenes del rey Nabucodonosor, podía mandarlo matar.

Todos actuaban igual. ¿Por qué él no? Nabucodonosor era el rey, Daniel, un adolescente cautivo.

Eran pretextos viables pero Daniel no los usó. ¿Por qué? Su joven corazón había decidido ser fiel a su Dios.

El Dios de Daniel también es el mío e hizo lo mismo por mí. Después de que obtuve mi permiso de trabajo, que me permitía trabajar legalmente en Estados Unidos, busqué empleo. Mi primera entrevista fue para ser asistente de director en Virginia Beach, Virginia.

Conocía la directora regional, una mujer muy amable. La entrevista duró más de 90 minutos. Luego pude hacer algunas preguntas. La primera fue cuál sería mi salario anual y la segunda, cuáles eran los horarios. La directora me dijo que no tendría que trabajar en viernes pero sí en las mañanas del sábado.

Me quedé sin habla. Ella dejó muy claro que sería inevitable trabajar en sábado, aunque trabajara todo el domingo. Me dijo que sería solamente durante un periodo de tres meses, tras los cuales me ascenderían a gerente de sucursal. Los gerentes no trabajan viernes y sábados.

-Un pequeño sacrificio -dijo ella; así todo estaría bien.

Recuerda que Dios nos honra cuando decidimos honrarlo. Precisamente por eso me negué. Menos de un mes después conseguí un empleo maravilloso.

Te reto hoy a que seas como Daniel. Niégate, sin importar qué tan grande o pequeña sea la tentación. «El que es fiel en lo poco, también será fiel en lo mucho; y el que no es fiel en lo poco, tampoco lo será en lo mucho» (Lucas 16: 10).

Natacha Moorooven


Envía tus saludos a:
No Disponible