Regresar

¡Tres pasos para ayudar!

Matutina para Android

Play/Pause Stop
La mujer, poniéndose de rodillas delante de Jesús, le suplicó: «¡Señor, ayúdame!», Mateo 15: 25.

MELISSA BRINCABA EMOCIONADA sobre un pie, luego el otro, mientras se realizaba la selección de pecera, piedritas, ruinas grecorromanas, algas falsas y una pequeña pez dorado. Tras colocar una red sobre el paquete, el vendedor se lo dio y agregó un consejo.

-Pide ayuda cuando necesites cambiar el agua.

Melissa asintió, pero al final de la primera semana decidió colocar sus deditos sobre la abertura de la pecera y vaciar el agua sucia ella misma.

Por desgracia, Fishetta se deslizó a través de aquellos dedos y fue vista por última vez cuando se dirigía al drenaje con rumbo desconocido. Después que Melissa hubo llorado y lamentado lo suficiente, apareció Fishinna.

Esta vez, Melissa estuvo segura de que podía limpiar la pecera sola; ya tenía experiencia. Pero Fishinna se retorció entre sus deditos, dio un salto mortal de pez para salir del lavabo y caer al piso. Sus agallas trabajaron con desesperación; la pequeña pez dorada dio saltos mientras Melissa intentó con ahínco sujetarla. Su madre, al escuchar el ajetreo, tomó la pequeña red y fue al rescate. Pero fue demasiado tarde. Fishinna dio vuelta a sus aletitas y se hundió lentamente hasta el fondo de la pecera. Pasó el tiempo.

Una semana después que Fishelda apareciera en la casa, Melissa hizo un anuncio.

-Necesito ayuda para cambiar el agua.

-Por fin te diste cuenta -comentó su padre con severidad.

-Sí -respondió Melissa y añadió, con un tono de ansiedad-: ¿Me ayudas, mamá?

-Si aceptas mi ayuda -contestó su madre-. Saber que la necesitas es una cosa, Pedirla y aceptarla...

Los ojos azules de Melissa dijeron todo mientras ella asentía vigorosamente.

-Nos da orgullo que hayas dado los tres pasos -dijo su padre. Esta vez, el rostro de la niña se iluminó con alivio y alegría.

¿Sabes si necesitas ayuda? ¿La has pedido? ¿Estás dispuesta a aceparla? ¡Que sea ya mismo!

Arlene Taylor


Envía tus saludos a:
No Disponible