Regresar

Seguir las direcciones

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Yo te instruiré y te enseñaré el camino que debes seguir, te aconsejaré y pondré mis ojos en ti, Salmos 32: 8.

MI TRABAJO, REQUIERE QUE VIAJE SEGUIDO, a veces a pueblos pequeños y villas por el oeste de Misuri y el este de Kansas. Algunas de las direcciones que necesito encontrar en esos lugares son bastante complicadas, así que uso MapQuest.com para ubicarme. Puedo ingresar casi cualquier dirección y preguntar cómo llegar desde donde esté, la computadora me arroja instrucciones muy específicas. Si las sigo al pie de la letra, casi siempre llego al lugar correcto.

Sin embargo, a veces veo las direcciones y el mapa y pienso: «Podría llegar más rápido o más fácilmente si tomo este atajo o esta otra ruta que se ve más sencilla». Pensar así tiende a causarme problemas. A veces termino en el lugar indicado, pero otras me pierdo tanto que necesito dar la vuelta y buscar algún detalle que reconozca de las direcciones para corregir mi rumbo.

Por supuesto, ese sitio web no es infalible. A veces no toma en cuenta obras de construcción en las carreteras o salidas clausuradas. Un día tuve que regresar varios kilómetros porque una salida que necesitaba no estaba abierta y la desviación me llevaba en la dirección contraria a donde necesitaba ir.

Las instrucciones de Dios para la vida, que se encuentran en la Santa Biblia, son muy específicas. Pero a veces pensamos que podemos tomar atajos, que hay rutas más fáciles y mejores para llegar adonde queremos. Pero no hay atajos o rutas sencillas. La Palabra de Dios dice: «Este es el camino que seguirás cuando camines a la derecha o a la izquierda» (Isaías 30:21). Además, el Libro de Dios da solamente buenas instrucciones que nunca expiran. Quizá el camino sea difícil y esté lleno de obstáculos, pero seguirlo con cuidado es nuestra única opción para alcanzar nuestra meta máxima, el cielo. Satanás trata de hacerlo parecer demasiado difícil al convencernos de regresar y desviarnos, pero mantener la vista fija en Dios y leer su Palabra todos los días es la ruta mejor y más directa. Espero que hayas encontrado, como yo, que él jamás nos lleva por mal camino.

Fauna Rankin Dean


Envía tus saludos a:
No Disponible