Regresar

Mi estufa nueva

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Deben respetar mis sábados, porque esa es la señal entre ustedes y yo a través de los siglos, para que se sepa que yo, el Señor, los he escogido a ustedes, Éxodo 31: 13.

TUVE LA MISMA ESTUFA durante 18 años. Teníamos que atornillar y desatornillar el bulbo para que funcionara el lado derecho. La puerta del horno no cerraba bien, así que el calor se escapaba cuando horneaba. Dios me decía que era hora de una actualización, pues me llegaban correos electrónicos que hablaban de cómo ahorrar energía.

Mi hija y yo fuimos a una tienda departamental para revisar los diferentes modelos y precios. Al día siguiente, mi esposo y yo salimos temprano para la práctica del coro, así pudimos, de paso, visitar algunas tiendas. Vi un volante que anunciaba una venta de estufas con un conjunto de utensilios de cocina de regalo, que valía 300 dólares. Era una buena oferta, pues el precio era el mismo que habíamos visto el día anterior, pero sin el regalo.

Compré la nueva estufa y dos días después mi esposo la recogió. Esperé con ansias, pues no había visto los utensilios. Sentí que era mi cumpleaños cuando abrí la caja. Me enamoré de todos esos accesorios de T-Fal.

Decidí hacer lasaña para inaugurar mi estufa nueva. Leí el manual de instrucciones y supe cómo fijar el reloj y usar el temporizador, cómo limpiar el horno y algunas otras cosas. Al pasar las páginas, vi un encabezado que decía «Opción de sábado». Pensé que alucinaba. Reí como histérica. ¡Imagínate! ¡Mi estufa nueva podía programarse para el sábado!

¿Cuál será nuestro caso? ¿Estamos programadas para trabajar seis días de la semana y descansar en sábado? ¿Obedecemos los Mandamientos de Dios?

Alguna gente guarda el primer día de la semana como si fuera el día sagrado de Dios; otras personas observamos el sábado y hay quienes no reconocen que Dios existe. En Éxodo 20, el cuarto Mandamiento nos pide recordar el sábado para santificarlo. No sé a ti, pero a mí me encanta que llegue el viernes porque sé que terminará mi loca semana laboral. Ya quiero disfrutar el reposo sabático, la adoración, la comunión y las bendiciones que conlleva. Adelante, descansa en el Señor.

Sharon Long (Brown)


Envía tus saludos a:
No Disponible