Regresar

El don de la gracia

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Me ha dicho: «Te basta mi gracia, porque mi fuerza se realiza plenamente en lo débil», 2 Corintios 12: 9.

ERA LA NOCHE DE LA CENA SABÁTICA ANUAL DEL ORIENTE, así que Ashley y yo íbamos a la iglesia. Pero resultó que fuimos las primeras en llegar. Eran las 6:30, así que nos pusimos a cargar cosas y decorar las mesas. Esperaba que pronto llegara alguien que me relevara, porque todavía tenía que ir por la abuela Telfor y luego a la tienda, a comprar bollos para los Griller. Desafortunadamente, nadie llegó hasta las 7:15 y se suponía que la cena comenzaría a las 7:30. Me fui a recoger a la abuela Telfor y luego me dirigía la tienda en Belding, donde compré el pan a las carreras.

Cuando di la vuelta en Ellis Road, miré por el retrovisor y vi, como te podrás imaginar, a una patrulla con las luces encendidas. Cuando el oficial se acercó a mi auto ya tenía todos los papeles listos.

-¿Sabe cuál es el límite de velocidad? -me preguntó.

-No -respondí-. Supongo que 50 kilómetros por aquí, ¿no?

Eran 70 kilómetros en Ellis.

-Registré que iba a 65 kilómetros por hora en la otra calle. El límite ahí es de 40.

-¡Ay, no! -me quejé. Le expliqué lo de la Cena Anual y cómo tenía prisa para regresar. Tomó mis papeles y volvió a su auto. «Anne, siempre conduces con cuidado para que no te multen y ahora, mira lo que pasó», dije para mí misma. Aproveché para orar y también la abuela Telfor.

El policía volvió a mi auto y me devolvió los papeles. Dijo que me dejaría ir con una advertencia.

-¡Dios lo bendiga! —dije con fervor. ¡Alabé al Señor durante todo el resto del trayecto! Pudimos comer hasta las 8:15; sin embargo, el programa salió bien, con guitarras y canto. Cuando fue mi turno de pasar al frente, narré todo lo que había sucedido. ¡Gracias a Dios por su misericordia!

Me alegra tanto tener un Dios Padre que nos cuida en cualquier situación y nos ama todos los días, al dar su gracia y misericordia para cubrir todos nuestros pecados.

Anne Elaine Nelson


Envía tus saludos a:
No Disponible