Regresar

¿Demasiado ocupada para una amistad?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Hay camaradas que se destrozan, pero también amigos más íntimos que hermanos, Proverbios 18: 24.

¿CUÁNTAS AMIGAS TIENES? Doy gracias a Dios porque tengo muchas. Mi esposo dice que la amistad es una calle de doblesentido. ¡Tiene razón! Una amistad requiere tiempo, esfuerzo y compromiso de ambas partes para prosperar.

¿Qué tan seguido convives con tus amigas? Creo que depende de la distancia, los diferentes intereses que comparten y esas consideraciones. Pero una cosa es segura: para que la amistad crezca, necesita nutrirse.

Algunas amistades necesitan cuidados especiales. Requieren una mayor inversión de tiempo. En nuestro mundo de alta tecnología es más fácil que nunca seguir en contacto con parientes y amigos. Un correo electrónico o una breve llamada telefónica nos mantendrán al día, aunque estemos a kilómetros de distancia.

Un día llamé a una amiga. No contestó. Llamé más tarde y tampoco hubo respuesta. Muchas veces durante los siguientes días y semanas llamé, hasta que finalmente dije para mis adentros: «Bueno, supongo que está muy ocupada».

¿Puedes decir que eres buena amiga? ¿Pueden tus amigas decir que eres buena amiga? Con frecuencia me pregunto cómo califica mi amigo Jesús mi amistad y compromiso con él. ¿Queda satisfecho con el tiempo que paso con él? ¿Su amistades una prioridad de mi vida o me llama una y otra vez sin que le conteste?

Una cosa es segura. Le encanta cuando me llama y yo respondo, tanto como me encanta cuando responde mis llamadas. Le encanta que sea una prioridad para mí estar con él y cuando le doy oportunidad de nutrir mi alma. Jesús es un amigo genuino. Tú yo podemos contar con él siempre. ¿Puede decir lo mismo de nosotras o estamos demasiado ocupadas para tener la amistad de toda una vida? Después de todo, si queremos pasar la eternidad con él, habría que conocerlo aquí y ahora, ¿verdad? «Hay camaradas que se destrozan, pero también amigos más íntimos que hermanos» (Proverbios 18: 24). Un amigo así, por supuesto, es nuestro Salvador, Jesucristo.

«Señor, ayúdame a no estar demasiado Ocupada para tu amistad. Ayúdame a pasar suficiente tiempo contigo para que nuestra amistad florezca hasta la eternidad. Amén.»

Rhodi Alers de López


Envía tus saludos a:
No Disponible