Regresar

Dios conoce nuestras necesidades

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Señor, tú me sondeas y me conoces, tú sabes si me siento o me levanto, tú, desde lejos, conoces mis pensamientos, Salmos 139: 1, 2.

VAYA QUE DIOS MECONOCE. A qué hora me acuesto y cuándo me levanto en la mañana. Entiende todos mis pensamientos. También conoce todas mis necesidades.

Nunca olvidaré cuando aprendí una muy valiosa lección. Pensé que mis problemas eran imposibles de resolver a pesar de un Dios tan maravilloso y comprensivo, que siempre está dispuesto a satisfacer nuestras necesidades. Mi fe parecía tan sacudida que, si bien conocía el poder de Dios, pensé que no habría milagro alguno, pues yo era una pecadora que muchas veces no dedicaba tiempo suficiente a Dios, para orar y estudiar la Biblia. Aunque no confiaba en un milagro divino, esa mañana oré: «Señor, sabes qué necesito. Hoy tenemos que pagar la renta y no hay dinero. Si no pagamos hoy, de seguro nos multarán y la próxima semana, seguiremos sin dinero. Por favor haz un milagro y muéstrame una vez más, Señor, que existes. Amen».

Mi esposo fue al banco a revisar nuestro saldo, a ver si podía conseguir los fondos necesarios para pagar la renta. Cuando salía del banco, encontró a un amigo cristiano suyo de la universidad. Su amigo explicó una situación difícil que tenía y pidió consejo. Mi esposo habló con él un rato y ese hombre atormentado comenzó a sentirse mejor.

Antes de despedirse, el amigo preguntó qué hacía mi esposo afuera del banco. Mi esposo explicó que había ido a revisar su saldo y no tenía para pagar su renta. A su amigo lo movió el Espíritu Santo e invitó a mi esposo a acompañarlo; le dio el dinero necesario para pagar la renta.

-El consejo que me diste vale mucho más que este dinero -dijo.

Mi esposo llegó a la casa con lágrimas de gratitud en los ojos. Dios había resuelto nuestros problemas a pesar de mi débil fe y como jamás lo habíamos imaginado.

«Querido Señor, perdona mi falta de confianza. Ayúdame a siempre recordar que a pesar de que vivimos en un mundo de dificultades, tú controlas todo y conoces nuestras necesidades.»

Fernanda Paula Gomes Simão


Envía tus saludos a:
No Disponible