Regresar

El sábado

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Acuérdate del sábado, para consagrarlo al Señor, Éxodo 20:8.

SON PALABRAS DE GRAN IMPORTANCIA para todos los que creen que Dios creó este mundo en seis días y descansó en el séptimo. He repetido el cuarto Mandamiento muchas veces en mi vida; de hecho, hemos enseñado los Diez Mandamientos a nuestros hijos desde muy pequeños. Pero en realidad, para algunos no tiene importancia. La adquiere solamente cuando practicamos la observancia del sábado con regularidad.

Nuestros dos hijos me han observado desde su niñez; notaron cuando no presenté mi examen profesional de maestría porque cayó en sábado. Tuve que salirme del posgrado porque dos trabajos tenían que presentarse en sábado. Nuestro hijo mayor, cuando se presentó para recibirse, dejó sus papeles, que llegaron en sábado. Pudo obtener su título cuatro años después.

A nuestro segundo hijo lo admitieron en una escuela de enfermería no cristiana para que estudiara su licenciatura. Tiene el sábado libre, así que va a la iglesia y pasa las tardes del sábado con la familia del pastor.

Un día de abril, su directora me llamó.

-Su hijo no quiere presentar ningún examen que sea en sábado. ¿Cómo puede decirme eso?

Parecía muy molesta con mi hijo. Quise explicarle que éramos sabatistas pero debido a su malhumor, traté de calmarla y pedía mi hijo que se disculpara por faltarle al respeto. Al mismo tiempo, sentí una inmensa felicidad y paz de saber que mi hijo había tomado la decisión correcta. Había mostrado valor al hablar con firmeza a la directora. Aumentó mi fe en el Señor, oramos para que sus exámenes no cayeran en sábado. Cuando buscamos con sinceridad al Señor y tenemos fe en que mueve montañas, él contesta nuestras oraciones. Aunque Satanás trabaja duro para presentarnos distintas tentaciones, Dios se encarga de nuestros problemas a su manera.

Es esencial que los padres entrenemos a nuestros hijos para que sepan agradar a Dios y no se desvíen de su voluntad. Para lograrlo, tenemos que ser genuinos.

«Señor, ayúdanos a ser fieles al entregarte nuestros corazones y guardar el tiempo que nos pediste apartar para ti.»

Rebecca Singh


Envía tus saludos a:
No Disponible