Regresar

Confía en mí al 100%, por favor

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Puso en mi boca un canto nuevo, una alabanza a nuestro Dios; cuantos lo ven, lo veneran y confían en el Señor, Salmos 40: 3.

EN ALGUNAS OCASIONES, los cristianos pronunciamos frases y oraciones fáciles de decir, pero difíciles de llevar a cabo en la vida real. Sé que necesito preguntarle a Dios, ¿estoy practicando lo que predico? ¿Sé lo que realmente significan las palabras?

He dicho expresiones como: «Oraré por ti», «Eres salvo por la sangre de Cristo», «Jesús te ama». Aquí está una que he dicho y escuchado: «Confía en el Señor». «Confía en el Señor al 100%», pero me cuesta trabajo aceptarlo.

Cuando todo resplandece y está de acuerdo con lo que deseo, es fácil decir que confío en él. Pero cuando mi vida no está en el rumbo que deseo, cuando todo parece ir mal con mi esposo, hijos, familia, amigos y la iglesia, ¿sigo afirmando que confío?

Dios ha prometido estar conmigo al 100%, necesito confiar en él (otra de esas frases), ¿cómo hago lo que él espera de mí? Algunas veces necesito concretar las imágenes y las formas para visualizar y seguir lo que Jesús me pide que haga. Espero que algunas de las formas que he encontrado te ayuden a andar con Jesús de una forma auténtica.

Encuentra un lugar donde puedas estar tranquila y sola, incluso en el baño. Apaga la luz y escucha. Sé que piensas que es algo chistoso, pero escucha. ¿Qué oyes? Si estás en el baño, probablemente quieras abrir la llave y escuchar cómo corre el agua, para relajarte. El silencio también es algo maravilloso.

Sal fuera. Me gusta escalar montañas, sentarme en lo alto y ver desde ahí el maravilloso mundo de Dios. El sonido del viento y la vista tranquilizan el corazón, y él puede hablarte.

La música cristiana ha sido una bendición para mí. En muchas ocasiones he tenido que estar en algún lugar donde no hay iglesia, así que la música ha sido importante para mí. Llevo algo de ese don en la sangre, toco el piano y canto un poco. Pon atención especial a la letra de los himnos.

«Querido Señor Jesús, enséñame por favor a confiar en ti cada día. Sostenme y jamás me dejes. Ayúdame a creer en ti y no en las mentiras de Satanás. Gracias por tu fidelidad conmigo, cada día al 100%.»

 

Susen Mattison Molé


Envía tus saludos a:
No Disponible