Regresar

Solo lo mejor

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Piensen en todo lo verdadero, en todo lo que es digno de respeto, en todo lo recto, en todo lo puro, en todo lo agradable, en todo lo que tiene buena fama. Piensen en toda clase de virtudes, en todo lo que merece alabanza» (Filipenses 4: 8).

¿ALGUNA VEZ HAS PERDIDO ALGO? Una vez, a mi hija Andreíta, que tenía tres añitos, le di un vaso de agua con hielo y, cuando el hielo se deshizo, ella dijo: «¡Se perdió mi hielo!». Y lo buscó por toda la casa, preocupada porque lo había perdido. Buscar cosas perdidas es estresante, sobre todo cuando andamos con prisa. Algunas veces tenemos que dejar nuestra búsqueda para otro momento.

Hay un juego que consiste precisamente en buscar un tesoro que alguien ha escondido. Ese juego se llama «En busca del tesoro escondido». ¿Lo has jugado alguna vez? Seguro que sí. Cuando juegas con tus amigos a buscar el tesoro escondido, verás que, a veces, alguien encuentra el tesoro rápidamente; y cuando eres tú quien lo ha encontrado en seguida, ¡qué feliz te sientes!, ¿verdad?

Cuando encontramos algo de valor que no teníamos antes, también nos sentimos muy felices y lo guardamos de una forma especial, en un sitio seguro para que no se pierda. En cierta ocasión, mi esposo encontró una pulsera de oro con incrustaciones de circonio; la llevó a una joyería para saber cuál era su valor. Él se puso muy contento al saber que era una joya cara, ¿pero cómo crees que se sentiría el que la perdió? Y como nosotros no usamos joyas, mi esposo la vendió por bastante dinero, porque no pudo encontrar al dueño.

Estamos empezando un nuevo año, en el que quiero que cada día me acompañes a buscar «un tesoro escondido» en cada lectura. Esos tesoros son las cualidades que Jesús quiere que tengas. ¿Te animas a intentar descubrirlas? Hubo un niño que buscó y atesoró en su corazón muchas virtudes. Así nos dio ejemplo de cómo vivir nuestra vida. Ese niño fue Jesús. Este año, tú y yo vamos a intentar seguir su ejemplo. Como el niño Jesús, vamos a aprender a ser pacientes y bondadosos, alegres y serviciales, y muchas otras cosas más.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com