Regresar

La selfie del fariseo

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«El que a sí mismo se engrandece, será humillado; y el que se humilla, será engrandecido» (Lucas 18: 14).

¿ALGUNA VEZ te has hecho una selfie? ¿Que qué es una selfie? Es una foto que nos tomamos a nosotros mismos con el celular y después la publicamos en las redes sociales o se la enviamos a nuestros amigos por WhatsApp o SMS. La palabra selfie, aunque es bastante nueva, ha llegado a ser tan popular que el diccionario Oxford la consideró palabra del año en 2013, y la agregó al idioma inglés.

¿Cuántas selfies te has hecho tú en los últimos veinte días? ¿Dos, cuatro, veinte...? ¿¡Más de veinte!? Pues cuidado, porque un estudio afirma que cuantas más selfies nos hagamos, más cerca estaremos de desarrollar tendencias narcisistas. ¿Qué significa eso? Eso significa estar excesivamente preocupado por uno mismo, por sentirse más lindo, mejor y más especial que nadie. Ser narcisista es estar demasiado pendientes de nosotros mismos, hablando siempre de lo buenos que somos.

¿Es malo usar las redes sociales? Yo diría que depende. Si es para saludar a un amigo al que hace mucho que no ves, son excelentes. Si es para hablar con un familiar que vive lejos, como los abuelitos, están fenomenal. Pero pueden convertirse en un problema si las utilizamos para estar todo el rato hablando de nosotros mismos y colgando un montón de fotos para que los demás vean lo lindos que estamos, la bonita ropa que llevamos, o todos nuestros logros. Ahí cuidado; no es sano.

Todo esto de creerse más que los demás no es nada nuevo. Desde los tiempos bíblicos ya Jesús nos advirtió contra la moda del narcisismo. ¿No me crees? Pues lee en Lucas 18: 9-14. Verás que habla de dos hombres que fueron al templo a orar; uno era humilde, como Jesús quiere que seamos. El otro se creía la gran cosa. Fíjate qué oración hizo: «Gracias, Dios, porque no soy como los demás, sino que soy mejor, más especial. Gracias porque soy perfecto».

Jesús nos enseñó a no ser orgullosos. No es malo que cuelgues una foto en Facebook para que tus amigos y familiares la vean, pero no debes estar pensando en cuántos likes tendrás. Estar pendiente de que te miren no es lo más importante en la vida.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com