Regresar

Menuda «amiga»

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Ya no mientan más, sino diga cada uno la verdad a su prójimo, porque todos somos miembros de un mismo cuerpo» (Efesios 4: 25).

CUANDO ESTUDIABA en la universidad, tuve una «amiga» de cuyo nombre no quiero acordarme. Las dos solíamos estudiar y hacer las tareas juntas. Un día, una profesora pidió a cada alumno que hiciera a mano un tapiz, lo cual llevaba varios días de trabajo. Cuando llegó la fecha de entrega, yo presenté el mío, y recuerdo que la profesora me puso una nota de 4.5 (la nota mayor era 5). No me quedé muy conforme; realmente creía que merecía la máxima puntuación, porque había hecho el tapiz con esmero y había quedado muy bonito...

Ese mismo día en que debíamos entregar el tapiz, mi «amiga» no fue a clase, así que no presentó el suyo. Nadie sabía por qué no había venido, pero el caso es que días después se presentó al salón con excusas, diciendo que se había sentido mal. Después me preguntó cómo me había ido a mí con mi tapiz y le conté que muy bien, aunque no había recibido la máxima puntuación.

-Pues a mí me han dado permiso para presentarlo otro día -me dijo.

-Qué suerte, espero que te salga bien -le dije yo.

-¿Crees que podrías prestarme el tuyo para tomarlo como referencia y terminar bien el mío? -me pidió entonces.

¿Cómo negarme? Ella era mi «amiga». Así que fuimos a mi casa y se lo presté. Pues adivina qué. Al día siguiente me dijo, riéndose, que no había hecho ningún tapiz, sino que había presentado el mío, ¡¡¡y la profesora le dio la máxima nota!!! ¿Cómo había podido mentirme así? No solo a mí, sino también a la profesora. Aquello me dolió muchísimo. Después supe que ella copiaba en los exámenes y que pagaba para que le hicieran sus trabajos. No volvía confiar más en ella.

Tarde o temprano, las personas que mienten son descubiertas, y, ¡qué vergüenza les toca pasar! El padre de la mentira es Satanás, mientras que «Cristo no cometió ningún pecado ni engañó jamás a nadie» (1 Pedro 2: 22). ¿A cuál de los dos te quieres parecer?


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com