Regresar

La lección del iceberg

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«El que nada debe, nada teme; el que mal anda, mal acaba» (Proverbios 10: 9).

¿RECUERDAS LA HISTORIA del Titanic de ayer? ¿Recuerdas contra qué chocó? Contra un iceberg. ¿Y sabes qué es un iceberg? Es un gigantesco témpano de hielo que se ha desprendido de un glaciar y que flota sobre el agua. Tal vez te estarás preguntando: «Y si es un trozo gigantesco de hielo, ¿cómo es que no se hunde?». Pues porque el hielo pesa menos que el agua, por eso flota. Aunque el hielo no es otra cosa que agua congelada, el agua en estado sólido pesa menos que el agua en estado líquido. Por eso no se hunde.

Hay una particularidad de los icebergs que es quizás la razón por la que el Titanic sufrió los daños que sufrió. Esa particularidad es que la parte que se puede ver de un iceberg es mucho más pequeña que la que está bajo el agua y no podemos ver. La masa sumergida es inmensa, y por eso esas montañas de hielo resultan sumamente peligrosas para la navegación. Porque están ahí debajo aunque no se puedan ver

Los icebergs se parecen bastante a las tentaciones. A simple vista, una tentación podemos verla como algo pequeño, inofensivo, incluso atractivo. Pero cuando vienes a analizarla más en profundidad, te das cuenta de que debajo de esa tentación, hay mucho más peligro del que parece. Si logras esquivar la tentación con la ayuda de Jesús, serás una persona inteligente, y no sufrirás los daños. Pero si, como los que manejaban el Titanic, te crees muy listo y no te das cuenta de la peligrosidad del iceberg, y mantienes la velocidad sin detenerte a pensar, chocarás de frente contra ese témpano ý sufrirás grandes daños. Sobre todo tu fe se verá dañada, y correrás el riesgo de ir hundiéndote poco a poco en el pecado.

Por eso, no juegues con la tentación. Si tus amigos te invitan a hacer algo que tú sabes que es malo, no vayas con ellos; es mejor que pases por tonto y no que termines chocando contra algo que te hundirá. Además, si alguien que dice llamarse amigo te invita a hacer algo malo, puedes estar seguro de que no es tu amigo. Los amigos de verdad respetan tus decisiones, no te fuerzan a hacer nada que no quieras, y te ayudan a ser obediente a Dios.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com