Regresar

Sencillos como palomas

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Sean, [...] sencillos como palomas» (Mateo 10: 16).

¿SABES QUIÉN ERA ESOPO? Esopo era un «fabulista» de la Antigua Grecia. «¿Qué es eso de fabulista?», te estarás preguntando. Pues un fabulista es una persona que cuenta fábulas. Una fábula es una forma de contar las cosas haciendo que los protagonistas sean animales o elementos de la naturaleza. De ese modo, quien escucha una fábula no se siente atacado ni ofendido cuando se habla de sus defectos. Porque esos defectos aparecen referidos a animales o cosas de la naturaleza, y no a la persona que escucha, le diré que es muy importante saber decir las cosas sin ofender nunca a nadie.

Todo parece indicar que en los tiempos de Jesús, ya se conocían las fábulas de Esopo. Y hoy te voy a contar una, para que juntos aprendamos divirtiéndonos. Se titula «El ratoncito vanidoso».

Había una vez un ratoncito muy vanidoso. Se sentía muy atractivo y, para verse todavía más lindo, se había dejado crecer la colita más de lo necesario. Los demás ratones, al observar su larga cola, le repetían: «Ten cuidado, o un día de estos te llevarás un susto muy grande por culpa de dejarte crecer tanto la colita». Pero el ratoncito vanidoso no daba oído a las palabras de sus sensatos compañeros. Él, satisfecho con su singular cola, que le hacía verse tan bello, se paseaba durante el día por todas partes, diciéndole a todo el mundo: «No tengas envidia de la cola que a mucha honra me acompaña; pero no te acerques a ella porque es signo de grandeza».

Un día, mientras se paseaba presumiendo de su larga cola, un gato lo atacó. El ratoncito vanidoso, viendo el peligro, se dio a la fuga rápidamente. Corrió hacia una puerta entreabierta, pero el gato alcanzó a aprisionarle la cola, porque era exageradamente larga. El gato se comió al ratón de un bocado. Y así fue como el ratoncito vanidoso perdió no solo su hermosa cola, sino también su vida.

Si te crees muy lindo, muy listo, muy talentoso, o superior a los demás, pídele a Jesús que te haga humilde, limita cada día la sencillez de la paloma, pues es Jesús quien te dice que así debes ser: sencillo como una paloma.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com