Regresar

Desobediencia inteligente

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«El que atiende la corrección va camino a la vida» (Proverbios 10: 17).

¿HAS VISTO alguna vez a un perro guiando a un ciego? Esos perros son muy inteligentes, además de que están bien entrenados. Sus entrenadores los someten a una estricta disciplina para que, cuando llegue el momento, sepan hacer lo que se espera de ellos, que es salvarle la vida a su amo. La preparación debe ser intensiva porque esos perros serán «los ojos» de personas que no pueden verlos peligros que tienen delante.

Lo curioso de los perros guía es que no siempre obedecen lo que sus amos les ordenan. Una persona ciega puede, por ejemplo, llegar al borde de la acera y ordenar a su perro que cruce; pero el perro no lo hace si ve que es peligroso. Así que se queda sin moverse en el sitio donde está, Yo te pregunto: ¿Tú crees que el perro no obedece porque es terco? ¡No! La razón por la que no obedece es porque ha sido entrenado para lo que se llama «desobediencia inteligente». Cuando sus amos corren peligro, se espera de estos perros guía que los desobedezcan, para salvarles la vida.

A veces creemos que, para ser niños buenos, debemos obedecer siempre todo lo que nos dicen, pero no es así. Para ser cristianos debemos desarrollar una «desobediencia inteligente». Esto significa que podemos desobedecer cuando lo que se nos pide que hagamos sea peligroso para nuestra vida espiritual; cuando lo que se nos pide que hagamos no esté de acuerdo con lo que Jesús nos dice en su Palabra. Jesús nos da inteligencia para que hagamos lo correcto, pero además nos entrena día a día para que aprendamos a distinguir entre las órdenes que debemos obedecer y las que no. ¿Cómo nos entrena? Nos entrena cuando leemos la Biblia, cuando oramos, y a través de lo que nos enseñan papá y mamá.

Dios nos da a todos la oportunidad de decidir entre el bien y el mal. Algunos eligen equivocadamente. Muchas de las decisiones que tomes ahora afectarán a tu vida futura. Por eso, si un amigo te dice que hagas algo que es peligroso para tu salvación, es mejor que no le obedezcas. La desobediencia inteligente significa obedecer, siempre y en primer lugar, la voz de Jesús. Y las órdenes que nos alejen de Jesús, no tenemos por qué obedecerlas.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com