Regresar

Preguntas a Dios

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Llámame y te responderé, y te anunciaré cosas grandes y misteriosas que tú ignoras» (Jeremías 33: 3).

¿TENES DUDAS y preguntas que te gustaría que Dios te respondiera? No eres el único preadolescente al que le pasa eso. En una escuela italiana, una maestra propuso a sus alumnos que escribieran una carta a Dios para preguntarle lo que quisieran. Estas son algunas de las preguntas que le hicieron:

Querido Dios: «¿La jirafa la querías hacer así, o te salió mal?» (Patricia). «El pastor de nuestra iglesia, ¿es amigo tuyo o solo es un compañero de trabajo?» (Antonio). «¿Cómo es que hacías tantos milagros antiguamente y ahora ya no los haces?» (Jacobo). «¿Cómo es que no has inventado ningún animal en los últimos tiempos?» (Laura). «Yo soy italiano, ¿y tú?» (Roberto). «¿Tú cómo supiste que eras Dios?» (Carlos).

Estoy segura de que si pudieras hablar con Dios cara a cara, tendrías muchas preguntas que hacerle. ¡Yo tengo un montón! Estas son algunas de las mías: «¿Por qué permites el sufrimiento? ¿Por qué en la iglesia hay gente que en realidad no vive como cristiana? ¿Por qué creaste a Darwin si sabías que iba a inventar una teoría que alejaría a tantos millones de personas de ti? ¿Cómo puedo convencer a personas de otras religiones de que tú eres el único Dios verdadero?». Preguntas difíciles, ¿verdad? De hecho, todavía no sé las respuestas.

Pero a pesar de que todavía tengo muchas preguntas sin respuesta, he aprendido a vivir sin saber las respuestas exactas, confiando en lo que dice la Biblia y en que Dios me las responderá cuando estemos en el cielo. También he aprendido que puedo hablar con Dios todos los días, disfrutar de su compañía, agradecerle por el sacrificio de Jesús, a pesar de que no puedo entenderlo todo completamente. Y es que eso es lo que significa «vivir por la fe». Vivir confiando en que Jesús sabe lo que necesitamos para ser salvos, y no agobiarnos ni preocuparnos por todo lo demás. Él está al control del mundo, de la historia y de nuestra vida.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com