Regresar

Para ser sabios de verdad

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Dios concedió a Salomón mucha sabiduría e inteligencia, y una comprensión tan abundante como la arena que está a la orilla del mar. [...] Fue más sabio que ningún hombre» (1 Reyes 4: 29-31).

¿TE GUSTARÍA SER una persona sabia? Yo creo que todos queremos ser sabios. A todos nos gustaría tener la sabiduría e inteligencia de Salomón, pero ¿cómo crees que consiguió Salomón ser tan sabio? ¿Tal vez veía muchos documentales en la televisión? ¿O leía muchas novelas? ¡Claro que no! De todo se pueden aprender cosas, pero los programas de televisión y los libros que narran cosas inventadas, no contienen la sabiduría que necesitamos para la vida. Y hablando de libros de ficción, ¿supiste lo que sucedió a una jovencita en Madrid, la capital de España?

La noticia decía que la muchacha, que por supuesto no quiere decir su nombre, provocó un incendio en su casa en el que casi perdió la vida. En realidad, ella quería imitar una «poción mágica» que había visto en una de las películas de Harry Potter. La pócima del mago estaba como puesta por cosas como jabón, aceite, alcohol, enjuague bucal, pasta dental y mejor no te digo qué más para que no vayas a intentarlo tú también. El caso es que tenía que mezclarlo todo en un vaso plástico y luego calentarlo. ¿Te imaginas qué tontería? La mezcla y el calentamiento de esas sustancias metidas en plástico, causaron un incendio que se extendió por todo el apartamento, hasta que todo quedó destruido. Los dos equipos de bomberos que acudieron al lugar tardaron casi una hora en extinguir totalmente el incendio. ¿Tú crees que eso lo hace una persona sabia? ¡¿Intentar hacer una poción mágica que vio en una película de Harry Potter?! Yo creo que no.

La sabiduría solo puede venir de Jesús y del libro que él nos ha dejado escrito precisamente para hacernos sabios: la Biblia. Es importante que aprendas a distinguir entre lo que es fantasía, y que no puede hacernos crecer espiritual ni intelectualmente, y lo que es real, inspirado por Dios para nuestro crecimiento espiritual e intelectual. Decide con qué alimento vas a alimentar tu mente cada día para que puedas ser sabio de verdad. Porque si no la alimentas con nada, nada bueno saldrá tampoco de ella.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com