Regresar

Disfruta del paisaje

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«Busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas» (Mateo 6: 33, NVI).

HACE UN TIEMPO, vivió un anciano que guardaba un secreto. Antes de morir, decidió contárselo a un joven en quien confiaba.

-Existe una piedra que, si la encuentras, te dará todas las riquezas que desees.

-¿Y dónde puedo encontrar esa piedra tan especial? -quiso saber el joven.

-Entre los millones de piedrecitas que abundan en la playa. Distinguirla es la parte más complicada -explicó el anciano.

-¿Entonces, cómo sabré cuál es? -quiso saber el joven.

-Porque es la única que sentirás caliente al tocarla. Todas las demás piedras de la playa están frías.

Al joven le pareció imposible encontrar aquella piedra, pero se propuso intentarlo. Desde ese momento, cada mañana iba a la playa y daba largos paseos por la orilla. A cada paso se agachaba para agarrar una de tantas piedrecitas lisas bañadas por el mar, la lanzaba lejos, sobre las olas, y probaba con otra. Todas estaban frías. Pasaron días, semanas, meses y años, y el hombre seguía recogiendo piedras sin éxito. Al principio, su único interés era encontrar la piedra especial, pero con el tiempo empezó a disfrutar del paisaje: el mar azul, la suave brisa, el sonido de las olas y la blanda arena de la playa. El paseo diario en busca de la piedra se volvió su momento más esperado del día; incluso se le olvidó la razón por la cual iba todos los días allí. Estaba más pendiente de la salida del solo de las formas de las nubes que de encontrar la piedra. Así que, cuando un día la encontró, ni se enteró; la agarró y la lanzó lo más lejos que pudo. Mientras la piedra volaba sobre el mar, el joven se dio cuenta de que era la que había estado buscando, pero en vez de enojarse por haberla perdido, entendió que habían cambiado sus prioridades. Ahora le importaba ver la belleza que estaba a su alrededor, y el deseo de ser rico se había esfumando.

Si buscas a Jesús en primer lugar cada mañana, él llenará tu vida de alegría. Te olvidarás de la fama o el dinero, y recibirás con la fe todo lo que necesitas. Serás feliz.


Envía tus saludos a:
menores@appdevocionmatutina.com